Menu Big Bang! News
Actualidad lucro y negligencia

Exclusivo: otro testigo vio "cómo sacaban a un chico muerto y la fiesta seguía"

Alan Ojeda fue a Time Warp y reveló algunos de los detalles más oscuros del evento de música electrónica. Denunció la venta de droga dentro del predio y que no hubo contención por parte de los organizadores.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Alan Ojeda es una de las más de 10 mil personas que estuvo en la fiesta electrónica Time Warp de Costa Salguero el último viernes, donde murieron cinco jóvenes por intoxicación luego de consumir un derivado del éxtasis llamado “Superman”, entre otras drogas. En diálogo con BigBang, detalló qué se vivió durante el evento y reveló: “Vi cómo sacaban a un chico muerto y la fiesta seguía”.

Mientras que la Justicia aún investiga qué ocurrió en la noche del viernes y madrugada del sábado en el predio de Costa Salguero, los detalles de quienes asistieron a la fiesta son más que escalofriantes. “El lugar estaba al límite de su capacidad, en la fiesta había mucha pulsión de autodestrucción”, describió Ojeda, periodista que sigue la temática electrónica y que fue a cubrir el evento.

Su testimonio podría ser una pieza fundamental en la investigación judicial para esclarecer no solamente si hubo venta de drogas en el interior del predio, sino también para conocer la falta de atención médica dentro de la fiesta. “Faltó contención, había una cantidad enorme de gente vendiendo droga”, relató.

Y agregó un dato más que llamativo: “A las 5 de la mañana vi que sacaban a un chico muerto, con el cuerpo entumecido, pálido, atado a una camilla y con los ojos dados vuelta. Mientras tanto, la fiesta seguía”. Luego, esa situación se repitió varias veces. Según el relato de Ojeda, más temprano, cerca de la una de la madrugada ya había jóvenes que estaban “destruidos, agarrándose la cabeza”, y aclaró que en ningún momento recibieron atención médica.

Mientras tanto, la causa judicial avanza en búsqueda de pruebas que permitan aclarar si hubo un entramado de venta de pastillas en el interior del predio de Costa Salguero, tal como denunciaron varios testigos. El juez federal Sebastián Casanello apunta al organizador de la fiesta, Adrián Conci, quien podría entregarse en las próximas horas luego de que su abogado, Fernando Burlando, presentara un pedido de eximición de prisión.

Alan Ojeda reveló a BigBang algunos de los detalles que observó en la fiesta Time Warp.

LA SALUD DE LOS INTERNADOS

Esta mañana, en un nuevo parte médico, se supo que tres de los cinco jóvenes que aún permanecían internados en el hospital Fernández se encontraban en grave estado, aunque uno había presentado una “notable mejoría”. En cambio, la joven que se recuperaba en el Rivadavia había mejorado y el quinto fue trasladado del Argerich hacia el hospital Británico y se desconocía su estado de salud.

El titular del SAME, Alberto Crescenti, informó cuál era el estado de salud de los internados.

Según Ojeda, para ninguna persona es complejo conseguir pastillas en este tipo de fiestas electrónicas. Sin embargo, considera que es necesario “reconsiderar la política sobre drogas” en el país, y apuntó que “hay que hacer lo posible para que la gente que consume no se muera”. Por eso consideró que debe ser un tema que se toque en las escuelas, como un punto de partida para la “reducción de daños”.