Menu Big Bang! News
Actualidad Tragedia en Chaco.

Festejo mortal: cumplía 15 años y murió ahogada en un “baño de barro”

Como parte de la fiesta, la chica fue arrojada a un pozo de lodo por amigos y familiares. Allí se ahogó con su vómito y falleció.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El festejo de 15 años de la joven chaqueña Florencia Magalí Ledesma terminó en tragedia: la chica murió ahogada luego de que sus amigos y familiares la arrojaran a un pozo de barro que había sido cavado frente a su casa, para cumplir con el ritual de la “embarrada”. Así de denomina al “baño de barro” que se ha vuelto tradicional en los cumpleaños de 15 en la localidad de Charata, una ciudad situada 253 kilómetros al oeste de Resistencia.

Florencia murió en la madrugada de ayer, por un paro cardiorrespiratorio, según informaron los médicos forenses. El festejo había arrancado el domingo a la noche, en su casa de la calle Magallanes, ubicada en el barrio Libertad.

Después de cenar, comenzó la “embarrada”: la quinceañera fue completamente enlodada, una forma de celebración cada vez más común, no sólo en cumpleaños sino también en fiestas de egresados.

Sus familiares y amigos la sacaron a la vereda y la arrojaron a un pozo de barro. Pero la diversión y las risas de la “embarrada” no tardaron en mutar en llanto, desconcierto y amargura.

En medio del festejo, Florencia comenzó a “mover sus manos sin poder emitir palabras y con dificultad en la respiración, acción a la que los familiares no le dieron importancia dado que creían que se trataba de una broma”, informó la subcomisario Viviana Moreno.

La chica “hacía ademanes con las manos como si no se pudiera comunicar” –describió Moreno–, pero sus esfuerzos fueron inútiles para detener la tormenta de barro que la rodeaba.

Finalmente la joven se desvaneció y recién entonces sus allegados se dieron cuenta de que pasaba algo grave. Llamaron a la ambulancia y la chica fue derivada de urgencia al hospital Enrique V. de Llamas de Charata, ya que no reaccionaba a las tareas de reanimación de emergencia. Cuando Florencia llegó al hospital, a las 0.25 de ayer, ya era demasiado tarde.

“Durante una hora realizamos intentos de reanimación sin lograr respuesta; la joven ingresó sin vida”, explicó la directora del hospital de Charata, María Oliva.Las autoridades sanitarias informaron que la muerte se produjo por un “paro cardiorrespiratorio por obstrucción de vías aéreas”.

De todos modos, Oliva explicó a la prensa local que la adolescente no se habría asfixiado por acción del barro, sino por una regurgitación de alimentos que había ingerido minutos antes, durante su cena de cumpleaños.

“Probablemente vomitó y broncoaspiró”, dijo la médica. En otras palabras, el vómito fue a parar a sus vías respiratorias, lo que le produjo una asfixia fatal.

“Aparentemente cenaron momentos antes de las 12 y, cuando se cumplió la hora, la arrojaron al barro, y eso podría haber provocado el vómito”, añadió Oliva.

El cadáver de la quinceañera fue entregado a sus familiares, que produjeron algunos destrozos en el hospital de Charata. Ahora la Justicia local abrió una investigación para esclarecer las circunstancias del hecho.