Menu Big Bang! News
Actualidad Youtube

Furor y delirio por los Youtubers más famosos

Empezaron como un juego y ahora generan ingresos a través de sus videos. Tienen millones de seguidores y provocan un gran entusiasmo en los adolescentes con sus viajes por el mundo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Son una nueva generación de estrellas, causan un gran revuelo y fanatismo en sus seguidores. El Rubius, Vegetta777, Alexby, entre otros famosos youtubers, provocan que los adolescentes abandonen la Televisión por la Tablet, solamente para ver alguno de sus videos.

La convención organizada por Club Media Network reunió a 35 mil jóvenes en Buenos Aires en abril.

La Rural explotó de jóvenes fanáticos de estas “estrellas de internet” y más de 20 mil personas hicieron fila solamente para conocerlos.

La primera jornada del Club Media Fest, que trajo a Buenos Aires a los 30 youtubers más conocidos de Latinoamérica y España, convocó a una multitud de fans de entre 11 y 15 años que pagaron una entrada de $ 400 para ver a sus ídolos.

La entrada del evento costó $ 400 y la VIP $1.200.

Todo comenzó como un juego, se grababan jugando o solamente como un “hobby” para hacer divertir a las personas.  Sus seguidores aumentaron, lo que provocó que las marcas de videojuegos y empresas ligadas a Internet los contrataran. De pronto, el “hobby” se volvió un trabajo.

 

 

 

 

Uno de los más característicos, es El Rubius. Es el youtuber más seguido en España y el número 19 a nivel mundial, con 14 millones de suscriptores en su canal.

Su nombre real es Rubén Doblas Gundersen y tiene 25 años. Nació en Málaga, España, y la temática principal de sus vídeos son los videojuegos, tratados de una forma humorística.

 

 

Entre los argentinos que se “dedican” a grabar vídeos y subirlos a Youtube se encuentran Dai Hernández, conocida por hacer sketches en los que disfraza a sus padres, y Julián Serrano, que relata diferentes hechos cotidianos con humor.

 

 

Durante el evento que se realizó en Palermo, los chicos bailaron, recorrieron el lugar y grabaron a sus ídolos mientras hacían varias interpretaciones y realizaban sus propios shows.

Como todas unas estrellas de Rock, miles de adolescentes se reunieorn en las afueras de sus hoteles y compraron sus remeras con la cara de El Rubius o una más general de “I love Youtubers”.