Menu Big Bang! News
Actualidad Denuncia

Grassi, acorralado por la Justicia: lo acusan de desviar fondos

Creen que el cura condenado por abuso sexual se hacía enviar a la cárcel de Campana alimentos y donaciones que nunca llegaban a la Fundación Felices los Niños.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El sacerdote Julio César Grassi deberá declarar por la presunta malversación de fondos, a raíz del posible desvío de donativos que recibía la Fundación “Felices los Niños”. Se lo acusa de hacerse enviar alimentos y donaciones al penal de Campana, donde está detenido tras haber sido condenado a 15 años por abuso sexual de un menor. 

La denuncia del desvío de donaciones se realizó mediante el programa “Periodismo Para Todos” (PPT) y según se reveló en el informe la mayoría de donativos que cambiaron de destino eran alimentos no perecederos, los cuales se utilizaban en el comedor de la Fundación. Esta última causa que pone ante la Justicia de Morón nuevamente a Grassi comenzó el año pasado. 

La imagen difundida de Grassi cuando se encargaba de “Felices los niños” 

La fiscal a cargo de la causa, Adriana Suárez Corripio, fijó para hoy la audiencia para escuchar a Grassi pero no será el único en responder: otras diez personas deberán responder a la indagatoria, entre ellas el chofer del sacerdote, el portero de la Fundación y dos religiosas.

Como consecuencia de lo denunciado, en ese momento Florencia Piermarini, titular del Servicio Penitenciario provincial, apartó al prefecto mayor Raúl Garnica, titular de la cárcel de Campana por ese entonces y también figura para declarar ante Corripio.