Menu Big Bang! News
Actualidad Historia

Hace años viajaba en subte con Bergoglio; ahora se reencontró con el Papa

En 2008, Jorge Bergoglio fue retratado en el subte “A”. Detrás suyo, como ocasional acompañante, viajaba Federico, un joven periodista. Siete años después, Bergoglio es Papa, se llama Francisco y reside en el Vaticano. Federico lo visitó, le mostró el celular con aquella foto y le contó la divertida historia. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Federico es periodista. Viajó al Vaticano junto a su pareja. Y, como muchos otros compatriotas, se encontró con el Papa Francisco. El muchacho relata en su facebook la anécdota, y también la recomendación que le dieron antes del encuentro: “Ustedes díganle lo que quieran”. En vez de pedirle o de agradecerle, Federico extrajo su celular del bolsillo y le mostró la pantalla al Sumo Pontífice, quien comenzó a reír.

 

Bergoglio y Francisco detrás, con buzo claro, en el margen derecho.
7 años después, Federico viajó al Vaticano y le mostró al Papa aquella foto de 2008.

Resulta que Federico y el Papa tienen algo en común, un instante. O, mejor dicho, un viaje en subte. El Papa en ese entonces era Jorge Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires, y era también un usuario frecuente subte. Por ese motivo, un fotógrafo de la agencia AP tomó una imagen sin saber que se convertiría en leyenda. En ella se ve a Bergoglio con sotana a bordo de un vagón del subte “A”. Pero detrás, sentado en uno de los antiguos de madera, ajeno a la situación, aparece Federico, el mismo que se reencontró con aquel cura, hoy llamado Francisco, hoy Papa y hoy residente en el Vaticano. 

Otra de las fotos tomadas en aquel subte Línea “A”.

El joven escribió en su cuenta de facebook: “Le pregunté al Papa si le podía mostrar una foto. "Sí, sí", me dijo. Y le mostré la famosa foto del subte (que ya todos conocemos: él adelante; yo atrás, sentado, serio). "Acá está usted en el subte. Y acá estoy yo", le dije. Me miró, lo miré. Y nos reímos mucho”.