Menu Big Bang! News
Actualidad En Miramar

Imputan a ocho policías por secuestrar, golpear y torturar a un militante gay

Los agentes de la Bonaerense fueron separados de la fuerza luego de que un adolescente de 17 años denunciara que el lunes fue brutalmente atacado.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un adolescente de 17 años, militante por los derechos del colectivo LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero), denunció ante la Justicia que fue secuestrado, golpeado y torturado por efectivos de la policía bonaerense en un vivero de la localidad balnearia de Miramar. Debido a esto, ocho policías del Comando de Patrullas Comunitaria (CPC) fueron imputados y separados de la fuerza.

El hecho ocurrió el lunes por la mañana, cuando el denunciante, Lautaro Blengio, fue interceptado por un coche particular del que bajó un efectivo de civil, lo metió en el auto, un Fiat 600,  y lo llevó hasta el vivero municipal, donde fue golpeado, quemado con cigarrillos y marcado con cruces en el pecho.

Señales de la tortura sufrida por Lautaro.

“Lo llevaron apuntando (con un arma) y durante el viaje lo fueron cortando con una cortapluma. Lo llevaron al vivero y le sacaron la capucha, donde hicieron unas cruces en el cuerpo y le dijeron que en esas cruces lo iban a fusilar”, contó Daniel Blengio, padre del joven.

 

Lo que menos me importa es la muerte...

Posted by Lauty Blengio on Lunes, 12 de octubre de 2015

Según relató Lautaro en su denuncia, la policía lo hostiga desde diciembre pasado: son varios los oficiales que lo paran, lo insultan y lo agreden sin razón. Y un día antes de que suceda el secuestro y la tortura, Lautaro fue detenido nuevamente y un policía le dijo que le iban a desfigurar la cara en el vivero.  “Mi hijo reconoció que el que se lo llevó y los torturó era el mismo que lo había amenazado el día anterior”, agregó.

Un escenario nefasto

El vivero donde Lautaro fue torturado y dejado inconsciente es un lugar que marcó a fuego a la comunidad de Miramar: hace 15 años en ese mismo lugar fue encontrado el cuerpo de Natalia Melman, una joven que fue secuestrada, violada y asesinada. Por el crimen fueron condenados tres policías de la Bonaerense.

Gustavo Melmann: perdió a su hija Natalia de 15 años en 2001.

Ahora el vivero municipal vuelve a ser el escenario de otro hecho aberrante que involucra a la policía.

Desamparado y desprotegido

Lautaro es un activo militante de los derechos humanos y forma parte de la murga "El viento de locura" de Miramar. Además, es presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Media N° 1 Rodolfo Walsh.

Luego de los primeros problemas con la Policía durante el verano, la familia del chico presentó ante la Justicia de Paz de Miramar un habeas corpus preventivo, pero la jueza Florencia Hogan, esposa del intendente de Miramar, Germán Di Cesare, se lo negó argumentando que no corría peligro su integridad física.

Lautaro manifiesta por sus derechos y por el de todo el colectivo LTGB.

"Pedimos un recurso de amparo preventivo para evitar que le pase algo más grave y la jueza Hogan rechazó el pedido diciendo que no estaba en peligro. Entonces nos fuimos a la Justicia de Mar del Plata, donde iniciaron una investigación en la comisaría", explicó Blengio.

Quemaduras de cigarrillo en el antebrazo de Lautaro.

La fiscal que investiga el caso, Ana Caro, explicó que se le dio curso a la denuncia y se inició una instrucción por "apremios ilegales" en la que está acusado personal policial. Por esto, la familia Blengio está con custodia de la Prefectura.

Por su parte, los padres del adolescente se reunieron con los integrantes del Concejo Deliberante de esa ciudad para plantarles la problemática y buscar respuestas. En tanto, dirigentes y referentes políticos iniciaron una campaña en Miramar para repudiar los hechos.