Menu Big Bang! News
Actualidad Tragedia de Flores

Increíble: se incendió otra vez el taller donde murieron dos chicos

A pesar de que no tenía luz ni gas y de que tenía consigna policial en la puerta, el taller clandestino donde murieron los hermanos Camacho volvió a arder esta tarde. Todas las sospechas apuntan a que fue intencional y para tapar posibles evidencias. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Hace 10 días ardió por primera vez. En ese primer incendio murieron carbonizados los hermanos Orlando y Rodrigo Camacho, de 7 y 10 años. Esta tarde volvió a prenderse fuego el taller textil clandestino que queda en la esquina de Terrada y Páez, en Flores. O lo que quedaba de él. Trabajaron en el lugar tres dotaciones de bomberos y estuvo presente el SAME.

Tres dotaciones de bomberos trabajan en la esquina de Terrada y Páez.

Desde La Alameda, la ONG que había denunciado ante la justicia la existencia de ese taller y de otros 6 más solo en la misma cuadra, consideran que pudo haber sido adrede: “Casi con seguridad fue intencional, porque después de las pericias que se hicieron el mismo día del incendio anterior no se había hecho nada más”. Si se evalúan las condiciones las sospechas cobran fuerza. En el lugar no había luz ni gas y había un policía de consigna en la puerta.

Los vecinos comentan que en estos días nadie se fue a reclamar ninguna de las pertenencias o documentación que pudieron haber quedado en el lugar, todas pruebas que podrían incriminar a las marcas que trabajan con estos talleres ilegales. Lo que sí confirman es que muchas personas “merodeaban la zona y hacían llamados. Luego, seguían de largo”.

El resto de los talleres de la calle Terrada fueron desarmados muy rápido y en horas de las madrugada. Las últimas máquinas se las llevaron el martes, justo al día siguiente de la muerte de los hermanos .