Menu Big Bang! News
Actualidad Ola de calor

Infierno en la ciudad: más de 33 grados de térmica y cortes de luz

Aún siguen sin luz más de 7.500 usuarios. Se esperan lluvias y tormentas. A la tarde la temperatura podría superar los 38 grados.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A las 11 de la mañana, la temperatura alcanzaba los 30 grados, con 33 de sensación térmica, y el alerta amarillo por la ola de calor continuaba encendido en Buenos Aires. La lluvia que pronostica para esta noche o mañana el Servicio Meteorológico Nacional podría llevar alivio, aunque miles de personas siguen sin luz.

Se recomienda extremar precauciones en bebés, niños y ancianos.

Esta alerta implica que las altas temperaturas pueden convertirse en un peligro leve o moderado para la salud. Así, se recomienda que bebés, niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellas que sufran enfermedades crónicas beban mucha agua, consuman alimentos frescos, usen ropa suelta y de tejidos livianos, y eviten tomar bebidas con alcohol, dulces o calientes. 

Para mañana, luego de algunas lluvias y tormentas, el Servicio Meteorológico Nacional pronostica un leve descenso de la temperatura mínima, la cual rondaría los 24 grados.

Permanecen los cortes

Mientras tanto, 7571 clientes de las empresas Edenor y Edesur permanecían esta mañana sin energía eléctrica. Y las lluvias y tormentas previstas para las próximas horas en el área metropolitana podrían llegar a complicar la situación.  

Las zonas con cortes totales o parciales son las marcadas en rojo y naranja. 

Según el vocero de Edenor, Alberto Lipi, la empresa presentaba poco antes de las 10 un total de 3.213 clientes sin servicio, 2.200 de los cuales correspondían a cortes preventivos temporarios por sobrecarga y otros 800 por tareas de mantenimiento que finalizarán alrededor de las 13.30.

Edesur, por su parte, mantenía sin luz a un total de 4.358 clientes en el barrio de Monserrat y las localidades de Berazategui y Quilmes. 

En Tribunales de San Isidro, los cortes de energía habían causado varias circunstancias caóticas, con magistrados y empleados administrativos obligados a subir y bajar repetidas veces hasta 12 pisos en escalera para realizar sus tareas. “Esto es una pesadilla, así no se puede trabajar”, se quejó un empleado que ya habías subido y bajado cuatro veces las escaleras. Para esta noche podría llover, según pronosticó el Servicio Meteorológico Nacional.