Menu Big Bang! News
Actualidad "sapo" en el conurbano

Insólito: una falsa toma de rehenes movilizó al Grupo Halcón

Sucedió en una perfumería de Martínez. Víctima de una crisis nerviosa, el dueño del local simuló un secuestro con toma de rehenes. “Estamos todos atónitos”, reconocieron los canales de TV. La palabra del jefe de la Policía Bonaerense.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un hombre con una crisis nerviosa protagonizó un insólito episodio en una perfumería de la localidad bonaerense de Martínez.

El dueño del local se encerró en el negocio y simuló un secuestro con toma de rehenes. Fue en pleno centro de esa ciudad, a tres cuadras de la estación de tren. 

En medio de un enorme despliegue del Grupo Halcón, los noticieros informaron que cuatro delincuentes mantenían cautivos a empleados y clientes de un local de Alvear y Santa Fe.

Un fuerte operativo.

Cuando el operativo parecía estar en su punto cúlmine, Gustavo Posse (intendente de San Isidro) dejó atónitos a los periodistas que cubrían la noticia por TV.

"No hubo una toma de rehenes ni delincuentes", avisó. "Se hizo un protocolo y se selló esta parte de la ciudad, por los dichos del comerciante, pero en el local había sólo una persona, no había nadie más".

“Es una persona que tuvo una crisis bipolar y la ambulancia lo está llevando”, explicó. El mandatario preció que el padre entró para hablar con él, le pidió que saliera y el hombre empezó a ser atendido por expertos en salud mental.

Dentro del local habrían aparecido cuatro botellas de vodka.

“Nos hemos tragado todos un sapito que no es sencillo”, reconoció el presentador de TN cuando se había aclarado la situación.

La toma de rehenes que no fue.

la palabra de matzkin

Hugo Matzkin, jefe de la Policía Bonaerense, explicó que todo había empezado con un llamado al 911, por una supuesta toma de rehenes. “Trabajaron negociadores”, confirmó el funcionario.

“Uno toma los recaudos como si fuera una toma de rehenes”, justificó. “El lugar estaba carente de delincuentes y no encontramos lugares por donde se pudieran haber fugado”, agregó.

Los médicos, dijo Matzkin, trabajaron correctamente. “El sistema ha funcionado como corresponde”, aseguró.

los “testigos”

"Nunca había pasado nada acá, siempre hay mucho patrullero. Es como un pueblo donde nos conocemos todos, me da mucha tristeza", dijo Rosario, una vecina, a las cámaras de TV.

Lucas, otro testigo, contó que los “asaltantes” eran perseguidos por un hecho previo. Martínez vivió una noche entre la realidad y la ficción.