Menu Big Bang! News
Actualidad Interna narcopolicial

Intrigas y sospechas: los funcionarios santafesinos en la mira del Gobierno

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad nacional, desconfía de su par provincial, Maximiliano Pullaro, y del jefe de la Policía local, Rafael Grau.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El papelón nacional por la escandalosa captura de los tres prófugos del penal de General Alvear puede tener consecuencias hasta ahora impensadas.

El ministerio de Seguridad de la Nación, encabezado por Patricia Bullrich, estaría apuntando a los máximos responsables de Santa Fe: el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y el jefe de la Policía, Rafael Grau.

En la mira: la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, desconfía de su par santafesino, Maximiliano Pullaro.

Sábado 9 de enero. Mediodía. Calles Gelly y Obes. Barrio de la Recoleta, ciudad de Buenos Aires. La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, recibió a sus pares bonaerense y santafesino. Maximiliano Pullaro habría sido quien informó en el cónclave la noticia del día: la detención conjunta de Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci.

Cuando los tres funcionarios se encontraban en pleno vuelo a Santa Fe, todos se habrían “enterado” de que en realidad sólo habían atrapado al líder de la banda. Oficialmente, sus cómplices cayeron dos días más tarde.

El presidente Mauricio Macri está decidido: quiere saber quién fue el que mintió, no sólo para que lo desplacen de su cargo sino también para que vaya preso por mal desempeño de sus funciones públicas.

La primera noticia había sido la detención conjunta, pero el sábado sólo mostraron al líder de la banda.

Desde entonces, en el ministerio de Seguridad de la Nación desconfían del ministro de Seguridad de Santa Fe.

Desde la Nación y la Provincia interpretan que Maximiliano Pullaro intenta salvarse solo.

“Se quiere cortar solo”. Así entienden desde el ministerio de Seguridad de la Nación la actitud que ha tomado en los últimos días el ministro de Seguridad de Santa Fe. Maximiliano Pullaro sabe que Patricia Bullrich le tiene desconfianza, pero también teme quedar en la cuerva floja con el gobernador de su provincia, Miguel Lifschitz, a un mes de haber asumido.

quién es Maximiliano Pullaro

El ministro de Seguridad de Santa Fe siempre aclaró públicamente que desde su institución “nunca se habló de tres detenidos”. Sin embargo, el presidente Mauricio Macri publicó en Twitter sus felicitaciones por la recaptura de “los prófugos”. El flamante ministro, quien asumió el 10 de diciembre, nació el 6 de diciembre de 1974 hace 41 años en Hughes, provincia de Santa Fe.

Maximiliano Pullaro intenta mantener el equilibrio entre las presiones del Gobierno nacional y santafesino.

Cuando todavía era diputado provincial, Maximiliano Pullaro denunció en 2012 el nexo entre Carlos Ascaíni, un narcotraficante de Venado Tuerto, Firmat y Villa Cañas, y la cúpula policial que finalmente terminó en la detención del por entonces jefe de la Policía de Santa Fe, Hugo Tognoli.

BigBang pudo saber que, según un diputado del PRO que lo conoció en esa cámara, el ahora secretario de Seguridad comenzó desde entonces a especializarse en esa área para complementarlo con sus conocimientos como licenciado en Ciencias Políticas.

Grau, el hombre de venado tuerto

Rafael Grau tiene una misión difícil: demostrar que la Policía de Santa Fe ya no tiene nexos con el narcotráfico.

El jefe de la Región Quinta, Nodo Venado Tuerto, asumió el 16 de septiembre de 2015 como el jefe de la Policía de Santa Fe. Anteriormente, había sido titular por casi tres años de la Unidad Regional de la capital provincial.

La maldita Policía de Santa Fe

“Manzana podrida”. Así consideró en su momento el por entonces gobernador, Antonio Bonfatti, a Hugo Tognoli al desplazarlo en 2012 de la jefatura de la Policía. La Justicia provincial condenó finalmente el 27 de octubre de 2015 a seis años de prisión por “encubrimiento al narcotráfico”. A sólo un mes de asumir, Miguel Lifschitz debe haberse dado cuenta que la interna en la Policía es mucho más grave, incluso, que un cajón de manzanas.

Vale recordar que la Policía se alzó el 7 de diciembre de 2013 contra Antonio Bonfatti para reclamar un aumento de sueldo. Como recordaron desde el kirchnerismo local ante BigBang, el por entonces gobernador vetó un mes más tarde 40 de los 57 artículos de la Ley de la Policía Judicial.

El proyecto establecía que fuera la nueva fuerza la encargada de realizar las investigaciones de delitos complejos, como el narcotráfico, en vez de, como hasta entonces, la propia Policía de Santa Fe. Sólo un año después fue finalmente aprobada en su totalidad, pero, sin embargo, aún no fue aplicada.