Menu Big Bang! News
Actualidad Esta vez armó un escándalo en California

Justin se peleó con un guardia y dijo que quisieron estrangularlo

Al mismo tiempo, Interpol lo busca por agredir a fotógrafo argentino.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Justin Bieber sigue con los escándalos. El domingo a la noche quiso ir a ver el show del rapero Drake y fue echado por los custodios. Según denunció la estrella pop canadiense, casi lo estrangularon mientras lo echaban a patadas del festival Coachella de California. Mientras lo sacaban del lugar, sin explicación alguna, le tiró un vaso de agua a una mujer de la organización. 

​Bieber disfrutaba del festival junto a sus amigos, todos iban acompañados por guardaespaldas. Justin traía todas las credenciales necesarias para entrar así como una invitación personal de Drake, pero los guardias del evento le negaron la entrada alegando que el backstage estaba lleno. Los custodios le pidieron que se fuera, pero el cantante se negó y empezaron a discutir. 

Según TMZ, un guardia del evento se acercó al intérprete, le puso las manos en el cuello y lo ahorcó, lo que produjo una pelea entre su seguridad y la del festival.Bieber dijo que demandará a los organizadores.

Se difundió un video casero en el que se ve parte de la agresión.

 

También se supo que Interpol Argentina pidió hoy la captura internacional de Justin Bieber y de dos de sus custodios por la presunta agresión, el 9 de noviembre de 2013, al fotógrafo del boliche ONK de Palermo. El tema es que nadie sabe dónde está la estrella canadiense.
​La orden llegó ayer a las oficinas de Palermo de Interpol, pero hoy se libró la captura. Bieber está acusado de pedir a sus guardaespaldas que le quitaran la cámara a Diego Pesoa, quien lo había fotografiado cuando se retiraba de la disco, pero también porque se habría ido del lugar sin pagar lo consumido.