Menu Big Bang! News
Actualidad

¡Kevin no está solo! La otra “dejada” por WhatsApp al “bagre” que “no se rinde”

Luego de que se viralizara la ruptura de una pareja con imágenes de Los Simpson, una mujer compartió cómo “se sacó de encima” a un ex de manera similar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Kevin, Sofía y la crónica whatsappera de una separación anunciada con memes de Los Simpson. La conversación final de la pareja se viralizó y estalló ayer en las redes gracias a un tweet de una amiga de ella. La repercusión fue tal, que ahora una joven estudiante de abogacía decidió compartir cómo hizo para “sacarse de encima” al “bagre que no se rinde”.

El "bagre que no se rinde" parte I.

Karla fue una de las miles de personas que se hizo eco del plantazo de Sofía a Kevin, aunque aclaró: “El mío es mejor”. Tal como puede desprenderse de las imágenes que compartió, la joven se puso firme y esquivó el intento de regreso de un ex novio con una serie de divertidos memes.

“No me fui con ella”, le espetó el chico en cuestión, al que Karla tenía agendado como “el bagre que no se rinde”. “Sos un caradura, ¿verdad?”, le retrucó ella con una captura televisiva. “¿Vas a seguir pensando que estoy con ella? ¿Para qué te voy a decir que quiero volver a ser novios si ando con otra?”, resistió él.

El "bagre que no se rinde" parte II.

Ella le respondió con una captura de un reality de History Channel que decía: “No lo sé, Rick”. Luego, sumó otra de América en la que se puede ver a una mujer en un móvil televisivo con un cartel: “Dejá de mentir. No te cree nadie”. Y ahí, el “bagre” se cansó. “Pará, en serio. No me da gracia. Te estoy hablando de verdad”, se defendió.

El "bagre que no se rinde" parte III.

“Ah, ¿sí? Cuéntame más”, fue la meme de la primera Charly en la fábrica de chocolate que le envió Karla. “¿Tan para la joda te tomás lo que te digo?”, insistió el “bagre” que, tal como la agenda de la joven advirtió, no se iba a rendir tan fácilmente. “Pa’ qué te voy a decir que no, si, sí”, se burló ella.

El "bagre que no se rinde" parte IV.

Y esa fue la gota que rebalsó al “bagre”. “¿No querés que te hable más entonces?”, le preguntó. “Esa no me la esperaba”, fue la captura que le envió Karla, con otra en la que se puede ver a una chica levantando su pulgar en señal de aprobación. “¿Podés dejar de responder así?”, insistió el “bagre”. El meme final fue categórico: “No”.

Sofía, Kevin y una plantada por WhatsApp que quedará para la historia

Tiempos modernos, sin dudas. Las redes sociales colapsaron ayer con las capturas de una conversación delirante. Ella, Sofía, lo dejó por WhatsApp y, como si eso no fuera suficiente, también se lo anunció con memes de Los Simpson.

La insólita conversación.

El delirante diálogo fue viralizado por una amiga de la chica, que tampoco tuvo piedad para con el pobre Kevin. Y, como era de esperarse, se convirtió en el tweet del día.

Al final, Kevin se lo tomó con humor.

El diálogo comenzó a las nueve y dos de la noche. Kevin, esperanzado, le mandó un “Hola” y un emoticón desolado. Ella no le clavó el visto y respondió un minuto después con un cortante: “Hola”.

Envalentonado, le dijo que la extrañaba. Y fue allí cuando Sofía se tomó 38 minutos para buscar un meme del capítulo en el que Homero Simpson le detalla a Lisa todas las excusas básicas para dejar a un hombre.

La escena en la que Homero le enseña a Lisa a dejar a un hombre

“¿Qué es eso? ¿Me estás cortando con una imagen de Los Simpson?”, le preguntó Kevin. Ella volvió a usar a Homero para responderle. En el video, se lo puede ver al personaje de dibujos animados decir: “No, no, no, no; bueno, sí”.

"No, no, no, no; bueno, sí"

Kevin seguía sin entender nada. “¿Por qué? Como quieras Sofía, tendrás tus razones”, disparó. Pero ella no tuvo piedad e insistió: le mandó una foto de la escena en la que Edna Krabappel (la profesora de Bart) lee la carta de despedida de su enamorado por correspondencia, sin saber que era todo un invento de su alumno.

Pero Sofía se tomó su trabajo. Cambió el nombre de Edna por el de él y transcribió: Queridísima Kevin: debo dejarte. ¿Por qué? No puedo decirte. ¿A dónde (iré)? No puedes saberlo. Cómo llegaré, aún no lo he decidido. Pero una cosa puedo decirte: cada vez que oiga el sonido del viento, susurrará el nombre Kevin.

Edna y la carta de despedida de su enamorado por correspondencia

Y, después de casi veinte minutos de conversación, el pobre Kevin se dio por vencido, aunque se lo tomó con humor. “Qué estúpida que sos. Pero me hacés reír. Chau Sofía