Menu Big Bang! News
Actualidad Caballito

La Ciudad secuestró el primer auto Uber y dice que la empresa ya está clausurada

Fue anoche, en Directorio al 500. El chofer no tenía licencia profesional y la pasajera reconoció que era un Uber. Podría pagar una multa de hasta $ 70.000. Hoy hubo más procedimientos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Ciudad dice que no, Uber dice que sí. Así están las cosas cuando apenas pasó un día de funcionamiento del servicio de remises 2.0 funcionando en Buenos Aires. 

Si bien un juez ordenó hoy que la empresa deje de operar, la compañía dice que seguirá haciéndolo. 

Desde la secretaría de Trasporte, que dirige Juan José Méndez, aseguran que acatan la orden judicial y que, desde la noche del miércoles, Uber está "clausurado" en toda la Ciudad. 

"En cumplimiento de la resolución judicial, el gobierno de la ciudad continuó con los controles en la vía pública para detectar transporte ilegal. Asimismo, a través de la Agencia Gubernamental de Control se dispuso la clausura de la actividad a cargo de Uber", detallan desde el organismo y prometen que sin al empresa no cesa en las actividades "se dará intervención a la fiscalía en lo Penal, Contravenciones y de Faltas correspondiente".

Y desde Transporte agregan que "al no ser una empresa con habilitaciones correspondientes no hay un domicilio cierto, sin embargo hay conocimiento de que realizan la actividad desde diversos puntos de la ciudad. Por ejemplo, utilizan transitoriamente oficinas de alquiler temporal".

El primer uber secuestrado

Mientras tanto, ayer por la noche se produjo el primer secuestro de un auto por parte de la secretaría de Trasporte porteño. Fue en Caballito, en Directorio al 500, cuando el conductor Uber de un Chevrolet Agile fue detenido en un control. 

El chofer puede enfrentar una multa de hasta $ 70.000.

El conductor iba con una pasajera, a la que se le preguntó en calidad de qué viajaba. Ella contestó, y como el chofer no tenía ni licencia profesional, ni Verificación Técnica, ni seguro especial para pasajeros, se llamó a la grúa se lo derivó a una de las playas de la Ciudad. 

Operativo en Caballito.

El conductor tendrá que ir ante el Controlador de faltas a explicar qué hacía. Le corresponde una multa de hasta 10.000 unidades fijas que podría llegar a $ 70.000.

Desde trasporte aseguran que seguirán haciendo controles y detallan que durante 2015 hubo más de 30.000 en la vía pública.