Menu Big Bang! News
Actualidad Fallo judicial

La Corte falló a favor de Clarín en un juicio contra Huberto Roviralta

El ex polista había demandado al matutino y a una empresa por unos $ 40.000 más intereses por un publicidad que lo mostraba, según su denuncia, como “alguien que vive a expensas de los demás”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Hazte fama y échate a dormir, reza el saber popular. Y el dicho es muy acertado: La Corte Suprema eximió de responsabilidad al diario Clarín por la publicación de un aviso comercial que apareció en el matutino y que el ex marido de Susana Giménez, y dedicado bon viviant Huberto Roviralta, consideró perjudicial para su imagen

Roviralta y Susana, otros tiempos. Huberto no recibirá plata de Clarín.

El tribunal sostuvo que "no se condice con el ejercicio de la libertad de expresión imponer a un diario la obligación de determinar el carácter dañoso de avisos que terceros le requieran publicar", consignó el escrito firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Higthon de Nolasco, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda. Previamente, hubo un dictamen en favor de Clarín emitido por la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó.

Roviralta pretendía que lo indemnicen por un aviso que “dañaba su imagen”.

El ex polista reclamaba una indemnización por la publicación de un aviso comercial del 5 de agosto de 2005, en el cual se promocionaba el servicio de acceso gratuito a Internet denominado Data-full, perteneciente a la firma 4K Bytes SA con su imagen.

El aviso de la discordia

En esa publicidad aparecía la figura de un hombre en situación de relax -reclinado en un sillón y fumando un habano- y las imágenes de un cenicero roto, un portarretrato con la fotografía de un jugador de polo y trofeos en forma de cabeza de caballo. En una imagen sobreimpresa, se destacaba una tarjeta de presentación con el nombre “Huberto”, una dirección ficticia de correo electrónico -huber-rovi@degarron.com.ar- y, al pie del aviso, una frase: "Si querés vivir de arriba que no se note".

Roviralta sostuvo que "esa publicidad vulnera el derecho a la imagen y al honor, en tanto lo presenta como alguien que vive a expensas de los demás".

Roviralta, luego del casarse con Dolores Benedit.

El juez de primera instancia y la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil habían coincidido en condenar a Clarín y a la empresa a pagar la suma de $ 40.000, más intereses, en concepto de daños y perjuicios, pero ahora, tanto la Procuración primero y la Corte ahora, fallaron en favor del diario.