Menu Big Bang! News
Actualidad La historia

La caída: antes de ser detenidos, Lanatta y Schillaci tomaron un rehén

Antes de ser capturados, Cristian Lanatta y Víctor Schillaci mantuvieron cautivo al encargado de una arrocera en Cayastá. Se encuentra fuera de peligro y habría sido trasladado hacia Helvecia, donde prestaría declaración. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, los dos hombres que continuaban prófugos y fueron capturados esta mañana en la localidad santafesina de Cayastá, donde mantenían secuestrado al encargado de una arrocera. El cuñado de la víctima confirmó que el hombre tomado de rehén se encuentra en buen estado de salud y fuera de peligro.

 

En el día 15, finalmente la Policía de Santa Fe detuvo a los dos prófugos que continuaban sin aparecer. Luego de la detención de Martín Lanatta el sábado por la mañana, ahora las autoridades capturaron a los otros condenados por el Triple Crimen de la efedrina. En la fábrica de arroz donde fueron detenidos, habían tomado un rehén, el encargado de la arrocera, Martín Franco.

La esposa del rehén relató a TN cómo fue que la Policía de Santa Fe capturó a los prófugos.

Adrián, el cuñado de la víctima, relató a TN que su familiar está fuera de peligro, que no le hicieron daño y que en el interior de la arrocera se mantuvieron las últimas horas, desde que fue atrapado el mayor de los Lanatta, el sábado por la mañana. El peón de la arrocera fue a revisar la fábrica debido a la insistencia de su patrón, que se encuentra de viaje y pidió que lo acompañaran dos efectivos de la policía a revisar el galpón.

El cuñado del rehén le dijo a TN que el encargado de la arrocera se encuentra en buen estado.

La fábrica en la que finalmente fueron atrapados es a unos metros del sitio en el que fue capturado Lanatta. “Él está totalmente bien, no lo tenían bajo amenaza, él decía que ya estaban entregados. En ningún momento se movieron de la localidad de Cayastá, muy cerca de donde encontraron a Martín Lanatta, encontraron armas y un fusil fal con 20 o 22 balas”, relató el cuñado del rehén.

 

 

“Él fue, abrió el lugar, se encontró con estas personas que estaban con una vestimenta verde y luego lo tomaron de rehén, él pensó que eran gendarmes. Estaban con armas, no me comentó cuáles eran. Como la Policía no lo encontraba, comenzaron a revisar el lugar hasta que lo encontraron y lo pudieron liberar”, relató la esposa del rehén.