Menu Big Bang! News
Actualidad SALUD

La comunidad gay celebra los cambios en el protocolo que le impedía donar sangre

La nueva disposición fue presentada en el Ministerio de Salud, junto a las organizaciones que defienden los derechos de las minorías. “El concepto de grupos de riesgo estigmatizó a la población LGBT”, explicó la Comunidad Homosexual Argentina.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La decisión del Gobierno Nacional de modificar el protocolo que les impedía la donación de sangre a los homosexuales fue celebrada por la comunidad gay de nuestro país.

Gays y lesbianas estarán habilitados a partir de ahora para donar sangre. 

La CHA (Comunidad Homosexual Argentina) sostuvo que “la medida implica un histórico cambio de paradigma, pasando de la teoría de los grupos de riesgo a la de prácticas de riesgo” en los formularios para la donación de sangre.

La CHA, con su presidente César Ciglutti a la cabeza, venía luchando hace años por este logro.

“El concepto de grupos de riesgo, además de excluir a miles de posibles donantes, estigmatizó con el VIH a la población LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgeneristas e Intersexuales), cuando la transmisión del virus no distingue la orientación sexual o identidad de género de las personas que donan”, sostuvo la organización.

La presentación de la nueva disposición tuvo lugar en el edificio del Ministerio de Salud. 

Su titular, César Cigliutti, dijo “valorar” la disposición, al tiempo que manifestó que desde hace 15 años venía trabajando para la eliminación de la medida.

Cigliutti destacó que hace 9 años “la organización logró que el INADI dictamine en contra del cuestionario pidiendo su modificación”.

Ya no se verán carteles como éste en los bancos de sangre del país. 

Por su parte, la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGHT), también celebró la resolución del ministerio de Salud y destacó en un comunicado “que pone fin a la discriminación hacia el colectivo de la diversidad sexual ante la posibilidad de donar sangre”.

“Sin dudas éste era uno de los temas más sensibles para nuestro colectivo, ya que implicaba una exclusión arbitraria de determinado grupo de personas ante un acto de solidaridad y enorme nobleza como es el donar sangre”, recalcó su titular.

La donación de sangre, un acto altruista que ahora también incluirá a los homosexuales. 

La nueva disposición fue presentado durante un acto en la cartera sanitaria junto a las organizaciones homosexuales y representantes de la Fundación Huésped.

Daniel Gollan, el ministro de Salud, afirmó que el nuevo protocolo es “más seguro e inclusivo”. “Antes se prejuzgaba que una persona por su orientación sexual podía ser un donante de riesgo. La conducta de riesgo es la que define, no la orientación sexual. Ahora va a ser mucho más seguro que antes, que ya era seguro. Es un cambio trascendental, que fue consensuado por una comisión nacional por unanimidad”, concluyó el funcionario.