Menu Big Bang! News
Actualidad Lucila Munaretto

La desgarradora historia de la bailarina argentina que quedó en coma en Canadá

Nació en misiones y emigró a los 12 años a Brasil junto a su familia para cumplir su sueño: estudiar ballet. Hace 3 años vive en Vancouver, becada por una compañía canadiense. Salió a patinar y fue atropellada por una minivan. Está en coma y tienen que operarla de la columna. En Canadá y en Brasil empezaron una cadena solidaria para juntar fondos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Misionera de nacimiento, Lucila Munaretto (21) emigró a Brasil junto a su familia cuando tenía 12 años para formarse en el Bolshoi de Joinville. Debido a sus condiciones, en 2012 fue becada por el ballet Coastal City de Vancouver, donde se lucía como bailarina estable.

Según la descripción de la web oficial del cuerpo de baile, su personaje favorito fue Gretel en Hansel y Gretel. Su instructora, Alice Gerbretch, recuerda que la primera vez que la vio bailar notó algo especial en ella, y lágrimas en sus ojos. Cuando se arrimó a ver qué le ocurría, o si estaba lastimada, la chica contestó: “Extraño mi casa”.

 

After a hard work, the show is done! #Happy

Una foto publicada por Lucila Munaretto (@lucilaailen) el

 

Pouca coisa é nescessária para transformar inteitamente uma vida: amor no coração e um sorriso nos lábios...#smaile#love

Una foto publicada por Lucila Munaretto (@lucilaailen) el

Hoy, Munaretto conmueve a Canadá: mientras patinaba por la calle fue embestida por una minivan. Como no llevaba casco ni protección tuvo graves lesiones.

La chica se encuentra en coma y necesita una operación en su espina dorsal vital para que pueda volver a caminar. Gracias a una campaña de solidaridad organizada por colegas y amigos, su madre  pudo viajar a Vancouver para permanecer a su lado en este momento tan doloroso. Lucila está internada en el Hospital Lions Gate.

Por el momento se llevan recaudados 24 mil dólares en 3 días a través de la web GoFundMe, una página creada para recolectar fondos. “Fue tanto más allá de nuestras expectativas que nos quedamos sin palabras”, declaró Katie Bois, directora del ballet. La idea es juntar la mayor cantidad de dinero posible para solventar los gastos de cirugía, internación y rehabilitación. En total se calculan 100 mil dólares de gastos, un dinero que la familia no tiene. 

 

And the premier is coming!! One more week for Coppelia!

Una foto publicada por Lucila Munaretto (@lucilaailen) el

 

In #life only take a #step down to pick a #momentum and #jump two steps up more... #Ballet #happy

Una foto publicada por Lucila Munaretto (@lucilaailen) el

A través de la web, los amigos y compañeros de danza de Lucila, que se presentan como “la familia canadiense” de la joven, emiten un comunicado en el que informan el paso a paso de la bailarina.

El último parte dice: “Buenas noticias acerca de Lucila hoy. Lo está haciendo mucho mejor. No se ha levantado por sus medios aún, pero responde al sonido de la voz de su madre y también de las enfermeras y del doctor. Gracias a todos por ayudarnos a traer a la mamá de Lucila a su lado. Ésa fue una gran diferencia”. Lucila ya respira por sí sola aunque todavía lo hace con ayuda de oxígeno. Empezó el tratamiento de físico y estiró sus piernas, incluso en un punto abrió los ojos. Ahora los doctores quieren que descanse el resto del día”.

Lucila Munaretto y “su familia canadiense”, las personas que la acompañan en su estadía canadiense. 

Munaretto continúa en coma, y hay todo un país que, solidario, se mueve y espera a que ella abra los ojos. Lucila, la bailarina argentina que pelea por su vida, por volver a bailar. La lucha que conquistó a los canadienses.