Menu Big Bang! News
Actualidad Ataques de ira

La destrucción de un cajero y otros "Relatos salvajes" de la vida real

Un hombre intentó realizar una extracción desde un cajero del banco Itaú en Belgrano y al notar que su tarjeta de débito quedó atascada decidió destruir el lugar por completo. Ante este caso, BigBang muestra otros casos de ataques de furia destructivos que tuvieron lugar en algún momento en este país

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Es verdad que muchas veces la realidad no ayuda; y tampoco lo hace el sistema, la borucracia, el destrato. Y es así como muchas veces vemos como alguien, normal y corriente, como cualquier "hijo de vecino" termina explotando como un volcán y destruyendo todo (justificada o injustificadamente). "Se le saltó la cadena", solían decir en el barrio.

Es así que en Argentina hay muchos “Bombita” en estado de letargo, esperando por explotar. El sobrenombre se debe al personaje de Ricardo Darín en la película “Relatos salvajes”.

Y hoy hubo un nuevo "Bombita" en Buenos Aires: un hombre en estado de furia rompió las instalaciones de un banco en el barrio de Belgrano, cuando el cajero automático le retuvo la tarjeta de débito.

La persona de aproximadamente 40 años fue captado por las cámaras de seguridad del establecimiento a las 21.30 del pasado 24 de marzo. En las imágenes se ve como el hombre comenzó a golpear los vidrios del cajero luego de su fallida extracción de dinero en el banco Itaú, ubicado en Av. Cabildo al 3700.

El hombre comenzó destruyendo la cabina del cajero automático.

El violento hombre ingresó al sector de atención al público del banco, donde siguió descargando su furia contra todo lo que se interponía en su camino. Además, rompió monitores, teléfonos y arrancó numerosos cables de conexión de su lugar.

Rápidamente asisitó al lugar personal policial de la comisaria 35, dando intervención a la Fiscalía N° 6 de la Unidad Fiscal Norte que dispuso la detención del autor de los desmanes, calificados bajo el delito de daños.

El ataque de furia se debió a que su tarjeta quedó atorada en el cajero. 

Los ataques de furia son muy habituales en esta sociedad y van desde la destrucción de un simple cajero a la completa destrucción del vehículo de un vecino. Frente a esto, BigBang detalla alguno de los hechos más violentos protagonizados por habitantes de este país.

Furioso, prendió fuego el camión de su vecino

El 27 de octubre del año pasado, en la localidad bonaerense de Olivos, partido de Vicente López, un hombre salió de su casa y se encontró con un camión Ford-400 estacionado frente a su garaje. Notablemente molesto, usó una garrafa para prender fuego el vehículo que terminó con destrucción total.

Así quedó el camión de la víctima. 

El dueño del vehículo aseguró que el “furioso” hombre “ya le había dicho que le iba a prender fuego el camión”, aunque nunca se decidió por creerle. “No quería discutir con él. Sabía que no podía dejar el vehículo en otro lado y él no tiene auto por lo que no había problema de estacionarlo en la puerta de su casa", señaló la víctima.

La grúa se llevó su auto y destrozó todo el lugar

Al mejor estilo “Bombita”, un hombre se dirigió a la playa de estacionamiento en medio de un ataque de ira luego de ver como la grúa -de la empresa Sistema de Estacionamiento Controlado (SEC)- se llevaba su auto.

El hombre atacó dos garitas de seguridad. 

El hombre se subió a su vehículo e intentó salir del lugar sin pagar, pero el playero le cerró la barrera. Ante esta situación se bajó de su auto con un fierro y destrozó los vidrios de dos garitas de seguridad.

Prendió fuego una aseguradora 

A principios del año pasado, un hombre de 58 años identificado como Héctor Luis Retamal fue detenido por la policía de Neuquén luego de que incendiara una agencia de seguros al enterarse que no le iban a cubrir los daños de su auto luego de haber sufrido un accidente.

"Salgan que voy a quemar todo", advirtió, mientras rociaba las paredes y el interior de la oficina con nafta. El hecho ocurrió en pleno centro de Rincón de Los Sauces, un pueblo ubicado al noreste de la provincia del Neuquén.

La aseguradora luego del incendio. 

El hombre había embestido con su C4 a un caballo y pretendía que la aseguradora le cubra los daños a pesar de que su póliza no contaba con esa cobertura. En un principio intentó romper los vidrios de la aseguradora, pero como no pudo se retiró y volvió a los pocos minutos con un bidón de nafta e incendió el lugar.

En aquella oportunidad, el hombre fue detenido en su casa por la policía sin poner resistencia y se le fueron otorgados cargos por daños.