Menu Big Bang! News
Actualidad Juana Azurduy será vecina del descubridor de América

La estatua de Colón podría desembarcar otra vez en la Rosada

Mauricio Macri se comprometería ante el primer ministro italiano, Matteo Renzi, a regresar el monumento del navegante genovés detrás de la Casa Rosada, de donde fue trasladado por orden de Cristina Fernández de Kirchner.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Varios años después de la mudanza que provocó una intensa polémica entre la Nación y la Ciudad en tiempos del kirchnerismo en el poder, Mauricio Macri podría regresar a Cristóbal Colón a la plaza ubicada detrás de la Casa Rosada. Se trata del monumento que fue desplazado para ubicar en su puesto la estatua de Juana Azurduy.

La visita del primer ministro italiano, Matteo Renzi, podría ser el puntapié para la decisión del Poder Ejecutivo de mudar la estatua de Colón, que quedó relegada en un pequeño espacio en la Costanera norte, nuevamente hacia el amplio espacio de parque que hay detrás de la Casa de Gobierno.

Otros tiempos. Años atrás, el navegante genovés, firme detrás de la Casa Rosada.

Fue la enviada especial de la agencia de noticias oficial italiana ANSA, Marina Perna, quien confirmó que el traslado del navegante genovés será uno de los temas que abordarán hoy Macri y Renzi en su primer encuentro formal de trabajo. La mudanza originó una seguidilla inagotable de cortocircuitos entre macrismo y kirchnerismo a partir de 2013.

Sectores de la comunidad italiana llegaron a movilizarse para exigir que el monumento no fuera reubicado ni reemplazado por la estatua de Juana Azurduy, la heroína del Alto Perú, tal como finalmente lo dispuso la ex presidenta para darle una impronta latinoamericana a la Casa Rosada.

El monumento de Colón fue donado por la propia colectividad italiana en la Argentina a principios del siglo XX. Como jefe de Gobierno porteño, Macri apoyó el reclamo. Ahora, en su encuentro con el premier italiano, podrían acordar el regreso de la estatua. De hecho, el abogado de las asociaciones ítalo-argentinas, Alejandro Marroco, sostuvo que el monumento a Colón podría compartir el espacio con el de Juana Azurduy.

El traslado provocó grandes cortocircuitos entre el macrismo y el kirchnerismo.

“Desde hace meses hacemos gestiones para lograr que el monumento a Colón vuelva a la Plaza Colón, habiendo hecho pedidos a los gobiernos de Argentina, de la Ciudad de Buenos Aires y de Italia”, señaló Marroco.

Desde que asumió, Macri tuvo varios gestos que buscaron retrotraer algunas de las medidas que la gestión anterior utilizó como banderas.

Cambio de Edecán

El Boletín Oficial oficializó, a través del decreto 306/2016, la salida de María Isabel Pansa como Edecán Militar de la ex Presidente de la Nación, quien será reemplazada por el Teniente Sebastián Ibáñez. De esta forma, a diferencia de Cristina Kirchner, el jefe de Estado nombró a un militar hombre en ese cargo.

Pansa había sido la primera mujer en llegar al cargo de General. 

Pansa había sido la primera mujer en la historia de las fuerzas en obtener el grado de generala en el Ejército argentino. El escrito de su destitución fue firmado por el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, y por el ministro de Defensa, Julio C. Martínez. 

Baja de la flota presidencial

Los altos costos de funcionamientos y mantenimiento impulsaron a Macri a tomar la decisión de dejar de utilizar la flota presidencial y viajar en vuelos de líneas o contrataciones de vuelos privados.

El actual Gobierno dejó de utilizar el Tango 01 por su alto costo de mantenimiento. 

La decisión se tomó luego de que el Gobierno recibiera la confirmación de que el próximo arreglo del Tango 01, la principal aeronave del país, tendría un costo de 20 millones de dólares, cifra que Macri consideró inaceptable. En el corto plazo se planea dar de baja por completo la flota de aviones presidenciales, que incluye a los Tango 01, 02, 03 y 04.

Hospitales públicos

Para recuperarse de su fisura de costilla, Macri decidió atenderse en un hospital público, iniciativa que mantendrá de aquí hasta el final de su mandato. La decisión del mandatario se produjo en medio de la reestructuración de la Unidad Médica Presidencial, y marca, a su vez, otro gesto diferenciador con CFK.

El Presidente aseguró que se atenderá sólo en hospitales públicos

La ex Presidente dejaba al cuidado de su salud a los profesionales del Sanatorio Otamendi de Barrio Norte. Desde que asumió, el mandatario visitó la Clínica Favaloro, la Clínica Bessone y el Hospital Fernández.  

Cuadros

El Gobierno de Macri decidió retirar los retratos de Néstor Kirchner y Hugo Chávez, que estaban ubicados en la Galería de los Patriotas Latinoamericanos de la Casa Rosada. Lo hizo a través de la Secretaría General de la Presidencia, a cargo de Fernando De Andreis, como un nuevo signo de distancia para con el ex presidente argentino y el ex mandatario bolivariano.

Ayer y hoy. Así quedó el pasillo del segundo piso. 

Ambos cuadros serán reubicados en el Museo del Bicentenario, localizado en el subsuelo de la sede gubernamental. Los retratos de Néstor Kirchner y Chávez formaban parte de la Galería de los Patriotas Latinoamericanos de la Rosada, que contiene cuadros de una veintena de próceres y figuras políticas de la región.

Cambios en la Casa Rosada

Además de armonizar su despacho, Macri ordenó delinear una profunda restructuración estética de la Casa de Gobierno que abarca sus espacios interiores y exteriores. La semana pasada fueron retiradas las luces magenta que cubrían el frente de la Rosada y su fachada regresó a un estilo más conservador.

Macri ordenó “renovar los aires” que desde allí invaden el despacho presidencial.

En el jardín de La Rosada se podaron las palmeras y se redecoraron por completo los canteros. Flores nuevas, piedras blancas y la fuente central nuevamente con agua son algunos de los cambios se observan desde las oficinas ministeriales.

Tal como reveló BigBang, el edificio presidencial presenta serias complicaciones edilicias y estructurales desde manchas de humedad, hasta pisos rotos y paredes despintadas. Tras su asunción se iniciaron tareas de reparación para restaurar los valores históricos del lugar.

Todo tipo de elementos antiguos se guardan allí. La mayoría de la gestión K.

El secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, fue quien le encargó a la directora nacional de Patrimonio Histórico, Teresa Anchorena, llevar adelante un plan de obras para adecuar toda la Casa Rosada a los nuevos tiempos.