Menu Big Bang! News
La fatídica fiesta por dentro: calor, música y convulsiones

Actualidad Postales

La fatídica fiesta por dentro: calor, música y convulsiones

Con el correr de los días, los asistentes de la Time Warp comenzaron a subir las grabaciones del festival de Costa Salguero. Desesperación y festejos: las dos caras de una misma noche.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cinco días después de la fatídica fiesta electrónica en la que murieron cinco chicos por intoxicación con drogas, los asistentes a la Time Warp comenzaron a subir a las redes sociales los videos de esa noche. El complejo de Costa Salguero por dentro y las dos caras de una misma noche: diversión y muerte.

"A las cinco de la mañana vi que sacaban a un chico muerto, con el cuerpo entumecido, pálido, atado a una camilla y con los ojos dados vuelta. Mientras tanto, la fiesta seguía

Una imagen de la fiesta electrónica en Costa Salguero.
Las imágenes sorprenden. Mientras que desde una tarima una decena de Djs pasaba música y arengaba a la multitud a seguir bailando, en el piso los chicos colapsaban.

"El lugar estaba al límite de su capacidad, en la fiesta había mucha pulsión de autodestrucción

A las cinco de la mañana vi que sacaban a un chico muerto, con el cuerpo entumecido, pálido, atado a una camilla y con los ojos dados vuelta. Mientras tanto, la fiesta seguía”, denunció a BigBang Alan Ojeda, uno de los asistentes.

"A la una de la mañana ya había chicos destruidos, agarrándose la cabeza. Faltó contención, había una cantidad enorme de gente vendiendo droga

Los videos muestran que la capacidad del complejo estaba colmada. “El lugar estaba al límite de su capacidad, en la fiesta había mucha pulsión de autodestrucción”, reconoció Ojeda, y sumó: “A la una de la mañana ya había chicos destruidos, agarrándose la cabeza. Faltó contención, había una cantidad enorme de gente vendiendo droga”.

"El calor era agobiante, faltaba el aire.  A las cuatro de la mañana encima se cortó el agua, fue tremendo. Los chicos caían al piso

Nicolás, otro de los asistentes, también aportó su relato de la noche: “El calor era agobiante, faltaba el aire.  A las cuatro de la mañana encima se cortó el agua, fue tremendo. Los chicos caían al piso”.

"Todo fue horrible, un desastre. Vi a un chico muerto. Te deshidratabas del calor, había un montón de menores de edad

Joaquín Nápoli también fue de los pocos que vio lo que sucedía con los chicos intoxicados: “Todo fue horrible, un desastre. Vi a un chico muerto. Te deshidratabas del calor, había un montón de menores de edad”.