Menu Big Bang! News
Actualidad "Ningún pibe nace Chorro"

La historia de El Polaquito, el nene que dice haber matado a un transa

Tiene 12 años y lo acusan de haber robado en un jardín de infantes. El polémico debate por la baja de la imputabilidad y la estigmatización de una infancia.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

"A un transa que no me quiso regalar una bolsita de droga le di un tiro acá en la boca, que le salió por acá, por atrás", dice El Polaquito mientras se toca la nuca. El relato podría pertenecer a un adulto vinculado con el mundo de la delincuencia y el narcotráfico, pero no. El que habla es un niño de 12 años, acusado del robo al jardín de infantes N°14 Villa Caraza, en la zona más pobre de Lanús. El episodio supuestamente ocurrió a fines de junio pero debido a ser menor de edad no puede ser detenido ni fue derivado a un centro infantil.   

El Polaquito tiene 12 años.

El Polaquito tiene al padre preso, dos hermanos muertos y vive en la misma casa que otras 23 personas -a una cuadra del jardín-. En febrero pasado la policía lo detuvo en Puente Alsina arriba de una moto robada. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad. También lo tienen filmado intentando robar una camioneta y consumiendo drogas en una esquina. 

El niño repasa sus situaciones cotidianas como si fuera un juego, aunque la veracidad de sus dichos no está probada. "No tengo miedo a nada. Al primero que se me regala, lo achuro".

A su vez, tampoco siente vergüenza para referirse a los delitos que comete. El Polaquito cuenta que robó "porque estaba aburrido" y asegura que "no le tiene miedo a nada". 

"No tengo miedo a nada

El relato fue difundido en el programa Periodismo Para Todos de Jorge Lanata, que emite El Trece. El menor está acusado del ataque a un jardín de infantes. Según contó, el niño vive junto a 23 personas en una casa en Villa Caraza, en una zona humilde de Lanús.

"Ningún pibe nace chorro"

La nota generó polémica por la estigmatización que sufrió el nene, y se dio en medio del debate que instaló el Gobierno sobre la intención de bajar la edad de imputabilidad a 14 años.  

Su padre está preso, condenado por diferentes crímenes y él dejó la escuela en cuarto grado. "Si pinta sí, capaz vuelvo" dijo sobre la posibilidad de estudiar. También en la charla se burló a la Policía. "Yo tengo más años que lo que entrenaron ellos, no saben manejar una pistola", dice sobre los uniformados de la fuerza municipal, a los que llama "pitufos". 

"(...) No saben manejar una pistola

LAS SALIDAS 

"Yo fumo porro, con merca nevada

"Yo fumo porro, con merca nevada. No te deja duro, te deja re loco, re-mambeado", cuenta y confiesa que al momento de cometer un robo o querer asustar a alguien usa una pistola calibre 9 milímetros. "Es una Bersa Thunder, con regulación automática, para que no te tire para atrás", detalla. Habla seguro cuando brinda algún dato que sólo sabe alguien con años de experiencia. Incluso, cuenta que otra situación en la que debió activar su arma. Salió a robar junto a un cómplice y le disparó. 

"Es una Bersa Thunder, con regulación automática, para que no te tire para atrás

Según dijo El Polaquito, luego de haber reducidos a dos hombres que iban en una camioneta y tras quitarles unos 50 mil pesos, el otro delincuente no le quiso dar los 20 mil que le correspondían a él. Sin casi mediar palabra le disparó. "Me quiso cagar mi plata", se justificó.

El momento en el que detienen al menor.

El debate sobre la edad de imputabilidad todavía sigue abierto. Nora Carballa, la directora del jardín asaltado, dijo lo que haría si tuviera en frente a los responsables del robo. Según dijo, quisiera darles "otra oportunidad".

"Tal vez no tuvieron oportunidad de probar otra cosa, habría que profundizar en lo que les pasó antes", reflexionó la docente. Mientras, el niño cuestionado vagaba por la  calle sin rumbo, como su presente.