Menu Big Bang! News
Actualidad Lucas Cesio

La historia que conmueve al país: vivió en la calle y terminó la primaria

De los siete años que dura la escuela primaria, Lucas Cesio vivió seis en la calle: un auto y una plaza fueron el hogar junto a su mamá y sus tres hermanos. Ayer terminó la primaria y su historia es noticia. Luchó contra todo y tuvo un logro conmovedor. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Lucas Cesio conmueve al país. El chico de 12 años ayer terminó la primaria, pero no es el fin del ciclo educativo lo que tocó la fibra íntima de los argentinos. Fue su tesón, sus ganas de mejorar, su historia. El chico vivió hasta hace dos años en una plaza junto a su mamá y sus hermanitos. También vivieron adentro de un auto que estaba estacionado en la calle. De los siete años que dura esa etapa escolar, seis los vivió en la calle.

De los siete años que duró la primaria, Lucas vivió 6 en la calle. 

La historia se conoció en el diario Clarín, pero de inmediato repercutió en el resto de los medios. Y en la sociedad toda. “Cuando Lucas tenía cinco años, él, su mamá y sus dos hermanos quedaron en la calle por un problema económico. A partir de ahí todo empeoró, la madre, Marisa de 34 años, no tenía trabajo y no podía alimentar como quería a sus hijos, pero había sólo una cosa que para ella era primordial: la educación. No podía permitir que ninguno de sus 4 hijos dejara de estudiar”. 

La historia de Lucas Cesio conmueve al país. 

El chico concurría a la escuela N° 5 Enrique de Vedia, y vivía en la plaza vecina, la “Éxodo Jujeño”, en Parque Chas. Al despertar, Lucas, sus hermanos y su madre iban hasta una estación de servicio que les prestaba el baño para higienizarse para luego comenzar su periplo por panaderías, pizzerías o cualquier comercio que les pudiera facilitar algo de comida. A veces iba a la escuela en ayunas.

Lucas iba a la escuela N°5 “Enrique De Vedia”, de Parque Chas. 

Para hacer la tarea, se ayudaba de las luces de la plaza. Los días de lluvia se refugiaba en el techo de alguna casa para que no se le mojaran las hojas. Pero siempre cumplió. En una de esas noches de aguacero, un vecino les prestó un Peugeot 505. A partir de ese momento, la nueva casa de Lucas y su familia. 

Lucas terminó la primaria. 6 de los 7 años escolares los vivió en la calle. Ahora se prepara para comenzar la secundaria. “Hay que estudiar porque sino no sos nadie”, repite ahora que los medios conocieron su historia. Y cuando le preguntan cuál su sueño, qué quiere ser cuando sea grande, el chico contesta dos cosas: la primera es que quiere ser veterinario o mecánico. La segunda respuesta es que quiere ser buena persona