Menu Big Bang! News
La misteriosa fortaleza de Sandro, por primera vez vista desde el aire

Actualidad Idolo popular

La misteriosa fortaleza de Sandro, por primera vez vista desde el aire

Roberto Sánchez se recluyó en su mansión de Banfield. Allí transitó su fama y vivió como un ermitaño. Hoy se cumplen 70 años del nacimiento de Sandro y BigBang te muestra la mítica casona de la calle Beruti al 200 desde el cielo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El búnker donde se recluyó. Su fortaleza inexpugnable. La casona de Banfield, en la calle Beruti al 200. Desde la calle, un paredón de piedra impedía cualquier intento de visión hacia el interior.

5 años y medio después de la muerte de Sandro, sus fans se siguen reuniendo a celebrar el cumpleaños. 

Allí vivió durante 40 años Roberto Sánchez, Sandro, Sandro de América, El Gitano, que hoy cumpliría 70 años y que sigue latiendo en el corazón de sus fanáticos. Desde el aire, BigBang te muestra la Meca de sus fanáticas y fanáticos, el lugar de peregrinación de “Las Nenas”, la multitud que cada 19 de agosto se acercaron a la mansión a celebrar junto a él. 

Sandro es una leyenda. Nació en Valentín Alsina pero eligió Banfield como su lugar en el mundo, su barrio. “El Gitano” fue el primer latino en cantar en el Madison Square Garden, noche que inauguró las transmisiones vía satélite. Grabó 46 discos, filmó 13 películas y vendió 22 millones de LP alrededor del mundo. Su tema “Rosa, Rosa” vendió 1 millón y medio de copias. En ese entonces se vendía el formato “simple”. 

Pero para convertirse en mito, Roberto Sánchez aprendió a manejar un elemento esencial: el misterio. El ídolo decidió encerrarse como ermitaño en sus dominios del sur bonaerense. Apenas salía para tratar sus problemas de salud y para saludar a “sus nenas” que le rendían tributo cada 19 de agosto en la puerta de su casa. Hoy esa casa está habitada por Olga Garaventa, quien fuera su mujer durante los últimos años de su vida, entre 2004 y 2009. 

 

Roberto Sánchez murió el 4 de enero de 2010. Sandro no murió.