Menu Big Bang! News
Actualidad Drama en Villa Ballester

La nieta de la jubilada atropellada por un patrullero reclama justicia

Le escribió una carta a Macri y a Vidal. El móvil policial, según la denuncia, iba a 143 kilómetros por hora. La mujer tenía 81 años. El sábado hubo otro caso: la víctima fue un nene de seis años.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Pasó una semana del brutal accidente de tránsito ocurrido en Villa Ballester, donde un patrullero que circulaba en contra mano, a alta velocidad y sin luces, atropelló y mató a una mujer de 81 años e hirió a una nena 10. La nieta de la mujer inició una cadena de pedido de justicia por las redes sociales mediante una sentida carta en la que se dirige al presidente, Mauricio Macri, y a la gobernadora, María Eugenia Vidal 

El pedido de justicia por la abuela Betty.

“Soy Micaela Muzzillo de 18 años, vivo en Villa Ballester partido de San Martin, y lo mas importante, soy nieta de Beatriz Zampella, la abuela que lamentablemente cuando se levantaba temprano, a hacer las compras, como todos los días sufrió una impunidad de parte de dos policías que circulaban en contramano, sin razón alguna, ni sirenas, ni luces, a unos 143 kilómetros por hora. Que se llevaron de una manera devastadora a mi querida abuela de 81 años”, inicia su relato que difundió desde su cuenta de Facebook. En la publicación copia a las cuentas oficiales del gobierno de la Nación y el de la provincia.

“Me robaron lo que más quería en la vida”, declaró a los medios el nieto. Foto:Clarín

“Quién era mi abuela? Mi abuela era una de las cosas mas importantes que tenía yo en la vida, mi abuela era madre de 4 hijos, y a su vez abuela de contándome, 9 nietos y un bisnieto. Mi abuela era una personas amable, humilde, llena de luz, que le puedo asegurar conocía, es más quería casi todo el barrio”, comentó citando al mismo barrio donde ocurrió su muerte. 

 

 

Algunos de los mensajes que la joven compartió en su cuenta de Facebook.

“Entre las últimas cosas que hizo fue salvar a mi hermano, que el día del accidente venia solamente unos metros atrás de ella. No solo cuidaba a sus nietos, sino que hoy podemos decir que además de mi hermano, Sebastián Muzzillo, cuido a otra nena que hoy podemos agradecer, solo fueron heridas leves. Me dirijo a ustedes con el motivo de pedir su ayuda, si bien se entiende que estamos entrando en un nuevo gobierno y los cambios no serán de un día para otro, entiendo que un día, de una buena vez por todas hay que empezar a cambiar”, asegura reclamando atención de las autoridades.

Para homenajear a su abuela, Micaela se tatuó su firma.
Algunas de las últimas fotos familiares.

“Qué las personas que nos tienen que cuidar no sean de las que tengamos que tener miedo 

Los nietos junto a su abuela en su último cumpleaños.

“Que el caso de mi abuela, de "la abuela betty" no quede en la nada

“Estoy muy consciente de que no es solo el caso de mi abuela, pero nosotros necesitamos que nos ayuden a conseguir justicia. Que entre tantas cosas es una de las que tanta falta nos hacen en este pais. La justicia. Que el caso de mi abuela, de "la abuela betty" no quede en la nada. Qué las personas que nos tienen que cuidar no sean de las que tengamos que tener miedo (..)”, se lamentó.

En tanto, los dos policías acusados de matar a la anciana y herir a una niña tras fueron indagados por la fiscal de la causa y no hay mayores novedades al respecto. Se trata del teniente primero Andrés Cedrón (50) y del oficial Walter Lazo Quispe (23), quienes enfrentan una causa por el delito de “homicidio con dolo eventual”. 

OTRA VEZ, VILLA BALLESTER

Otra noche trágica se vivió en San Martín, cuando un patrullero atropelló y mató a Luciano Alt. El nene había cumplido 6 años el 10 de febrero y el sábado lo festejaba en la vereda de su casa junto a familiares y amigos cuando fue embestido por el móvil policial.

El dramático episodio ocurrió el sábado, alrededor de las 23, en el cruce de las calles Agustín Álvarez y Mendoza, en Villa Ballester. El chiquito fue trasladado de urgencia al hospital más cercano, pero llegó sin vida.