Menu Big Bang! News
Actualidad Manifestación

La sede del Gobierno porteño, cercada por una protesta de la UOCRA

Obreros de la construcción marcharon hasta Parque Patricios para pedir que se reactiven las obras públicas que se encuentran paralizadas. Denuncian que hubo 7.000 despidos en los últimos meses.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La sede del Gobierno de la Ciudad, en el barrio de Parque Patricios, estuvo algunas horas de esta mañana cercada por una protesta de trabajadores de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA). El reclamo que se lleven adelante las obras que se encuentran paralizadas.

Con bombos, redoblantes y banderas los obreros de la construcción protestaron durante un par de horas frente a la entrada del moderno edificio convertido en sede de la jefatura de Gobierno, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta.

Los empleados de seguridad del edificio habían cerrada las rejas que dan sobre la calle Uspallata y se habían suspendido todos los trámites que se realizan en la planta baja del edificio diseñado por el prestigioso arquitecto inglés Norman Foster.

Tras las rejas, algunas atildadas empleadas derivaban a quienes debían realizar alguna diligencia a ingresar por la parte de atrás de la manzana, sobre la calle Los Patos, que también estaba celosamente cerrada.

"Está todo el edificio cerrado, no se puede entrar, salvo que lo vengan a buscar", se excusó una empleada de seguridad que impedía el paso en uno de los ingresos del edificio que da paso a las cocheras.

Se perdieron 7 mil puestos de trabajo

La protesta llevada adelante por la seccional capital de la UOCRA, fue en reclamo de reactivación de obras públicas, ya que denunciaron que en los últimos meses "se perdieron entre 7 y 8 mil puestos de trabajo".

Los trabajadores pidieron la reapertura de obras públicas programadas en la ciudad de Buenos Aires, que se encuentran paralizadas, según denunciaron desde el sector sindical. 

El secretario adjunto de la seccional Capital de la UOCRA, Rubén Pronotti, planteó: "Tenemos una situación desesperante en los últimos meses de 2015 y en estos casi cuatro meses de 2016, se perdieron entre 7 mil y 8 mil puestos de trabajo y además con un panorama para adelante bastante oscuro".

"Hay una situación bastante difícil y preocupante. Está parada la obra pública y en el sector privado se ha disminuido por la escasa venta", agregó Pronotti en diálogo con la radio Metro.

Los trabajadores piden que se reactive las obras públicas.

Al respecto, el dirigente sindical reclamó que se reanuden obras en la Capital Federal que ya estaban programadas.