Menu Big Bang! News
Actualidad Polémica

Lamia: la desconocida y trágica línea aérea "especialista" en equipos de fútbol

La compañía había comenzado a operar en Venezuela, pero luego se radicó en Bolivia. Había sido contratada por la Selección argentina.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La empresa Línea Aérea Mérida Internacional de Aviación, protagonista del accidente aéreo que provocó la muerte del equipo de Chapecoense cerca de Medellín, es una pequeña aerolínea que ahora opera desde Bolivia aunque nació en 2009 para prestar servicios desde Venezuela.

Según se informó en su momento, la empresa había surgido con la vocación de "ayudar al desarrollo turístico regional" del Estado venezolano de Mérida, y la prestación del servicio de pasajeros, carga y correo, aunque luego comenzó a operar desde Bolivia, donde tenía su base operativa.

"Comenzó a operar desde el aeropuerto Alberto Carnevali en Mérida (Venezuela) con capital inicial de ese país, pero en 2014 solicitó licencia para operar en Bolivia como "pequeño operador", según consta en el Certificado de Operación Aérea boliviano. De hecho, su especialidad en los últimos dos años eran los vuelos chárter con equipos de fútbol suramericanos y con los de Bolivia", consignó el diario El País.

el club Atlético Nacional (Colombia), la selección de fútbol de Venezuela, el club The Strongest (Bolivia), club Blooming (Bolivia), Oriente Petrolero (Bolivia), Real Potosí (Bolivia), Olimpia (Paraguay), EcoJet (Bolivia), Ministerio de Minería (Bolivia) y Fénix Entertainment Group (Argentina). Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Economia/2016/11/29/833311/Lamia-la-aerolinea-que-transportaba-el-plantel-de-Chapecoense.html

"Lamia Corporation tiene como actividades principales prestar servicios aéreos comerciales, transportes aéreos no regulares de pasajeros, correspondencia y carga tanto nacional como internacional a entidades corporativas, privadas, gubernamentales y aeronáuticas, mediante la utilización de aviones y helicópteros de los tipos y configuraciones aprobadas por la autoridad aeronáutica de Bolivia", dice la página web de la empresa.

No queda claro porque la empresa iba a comenzar a operar en Venezuela y luego se radica en Bolivia. Tampoco es como sin demasiados antecedentes comienza a ser contratada por equipos de fútbol de la región y hasta por la Selección Argentina de Fútbol.

Según medios venezolanos, la empresa fundada por el empresario español venezolano, Ricardo Albacete, había iniciado sus operaciones en Mérida por el apoyo de varios gobernadores del chavismo, pero luego no recibieron las autorizaciones correspondientes, de ahí su mudanza a Bolivia.

"No somos accionistas ni empleados de Lamia Bolivia, sino de Lamia Venezuela; dejamos el mismo nombre para no perder la pintura del avión; nosotros somos los que les arrendamos a ellos los aviones, pero el avión es operado por la empresa boliviana", dijo Albacete en España.

"No se sabe si lo agarró un rayo y lo apagó", dijo el empresario al ser consultado por las eventuales causas del accidente ocurrido en Colombia.

De acuerdo a varios reportes de medios de presan locales, la Agencia de Aviación Civil de Brasil (ANAC) le había negado la autorización del vuelo chárter que el club había contratado inicialmente para su traslado a Colombia.

Por esta razón tuvo que cambiar de avión y viajar hasta Bolivia, donde la aerolínea boliviana Lamia Corporation –que inicialmente los iba a llevar desde Brasil–, despegó con un retraso de dos horas respecto de lo deseado originalmente para llegar a disputar el partido en Medellín.

La aeronave había salido del aeropuerto Guarulhos de Sao Paulo, Brasil, en la tarde del lunes, y había hecho una escala en el aeropuerto Viru Viru, de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, desde donde se dirigía luego a Medellín.

Algunos de los clientes de Lamia son el club Atlético Nacional (Colombia), la selección de fútbol de Venezuela, el club The Strongest (Bolivia), club Blooming (Bolivia), Oriente Petrolero (Bolivia), Real Potosí (Bolivia), Olimpia (Paraguay), EcoJet (Bolivia), Ministerio de Minería (Bolivia) y Fénix Entertainment Group (Argentina).