Menu Big Bang! News
Actualidad Del rubro textil

Las 40 marcas clásicas que podrían volver al país tras el fin del cepo

Al menos 40 compañías trabajan para instalarse en el país. Varias ya tuvieron contactos con empresarios locales. El objetivo sería desembarcar una vez que finalice el cepo al dólar, y la falta de flexibilidad para importar mercadería. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Con el anuncio de que el próximo gobierno levantaría de manera gradual el cepo al dólar, alrededor de 40 marcas de indumentaria ya trabajan para regresar a la Argentina. Forever 21, una de las mayores cadenas de indumentaria del mundo, ya negocia con el Grupo IRSA para instalarse en el Alto Palermo. Tras el 10 de diciembre, esperan más arribos internacionales en el rubro textil.

Aunque muchas de las compañías de indumentaria aguardan una mejora en las condiciones de importación, otras ya planifican el regreso al mercado local. Forever 21 es sólo una de las cerca de 40 marcas que trabaja para reinstalarse. Se trata de un caso importante, ya que la compañía cuenta con más de 600 sucursales en 50 países. Más allá de ser una de las empresas de retail más importantes de los Estados Unidos, ya pesa fuerte en América Latina.

La marca de indumentaria que tiene presencia en 50 países podría instalarse en Argentina.

Según explicaron voceros del Alto Palermo a La Nación, meses atrás “se ubicó Nike como una megatienda”. “Ahora estamos entusiasmados con la posibilidad de que llegue Forever 21”, aseguraron.

Pero los consultores afirmaron que la llegada de esa megatienda de indumentaria será solo el punto de partida. Un estudio de Colliers Intenational, una consultora especializada en mercado inmobiliario, son varias las marcas interesadas en el mercado argentino: H&M, TopShop, Gap, Zara Home, Bershka, Stravidarius, Burberry, Dolce & Gabbana, Gucci, Brooks Brothers, Raplh Lauren y Carolina Herrera, entre otras.

Armani podría ser una de las marcas que regrese al mercado argentino tras la apertura del cepo.

Incluso, no se descarta que varias compañías que abandonaron el país por la dificultad de importar sus colecciones puedan regresar al país, como Armani, Louis Vuitton, Ferragamo y Calvin Klein.

El director comercial de Colliers, Marcelo Zuliani, aseguró que “Buenos Aires cuenta con la demanda y, lo más importante para las marcas, es que ya demostró que es una plaza que responde ante una oferta más internacional”. Y agregó que el problema pasa “por el cepo a las importaciones y las trabas para girar divisas” que desalientan a “cualquier empresa extranjera”.

Y auguró que cuando “esa situación se normalice, las marcas van a venir, porque saben que rápidamente en Buenos Aires pueden vender más y ganar más plata que en Santiago o Bogotá.

Pizza Hut, la famosa cadena de pizzerías estadounidense, también podría desembarcar en Argentina.

Los expertos analizan que el mercado de flujo en Buenos Aires “prácticamente no existe”. Para Zuliani, la avenida Alvear entró en crisis y Florida está “muy caída”. El director de la consultora Surreal, Marcelo Sorzana, indicó que “las marcas volverán al país porque necesitan tener un pie en Buenos Aires”.

Más allá de la indumentaria, otro de los rubros que ya tienen un pie adentro de la región son las cadenas de fast food como Dunkin' Donuts, Pizza Hut, Domino's Pizza, Carl's, Cinnabon, China Wok, Cheesecake Factory, las cafeterías colombianas Juan Valdez o la cadena Tanta.