Menu Big Bang! News
Actualidad "ruta del dinero k"

Las idas y vueltas del misterioso financista que acusa a Cristina de "lavadora"

Para el hombre que le habría vendido "La Rosadita" al empresario más cercano al kirchnerismo, "no hay mucha gente" entre Lázaro Báez y la ex presidenta. Su explosiva entrevista en el programa de Lanata y los cambios de postura ante un tema caliente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Federico Elaskar es un hombre misterioso. El hombre que dijo haber vendido la financiera "La Rosadita" a Lázaro Báez, el empresario más cercano al kirchnerismo, rompió el silencio en las últimas horas para asegurar que vio a funcionarios kirchneristas desfilando por la empresa con el presunto objetivo de lavar dinero

Elaskar, en el ojo de la tormenta política y mediática.

Sus frases llegaron después de que trascendieran imágenes de Martín Báez, hijo de Lázaro, contando fajos de dólares en la financiera. Y de que el juez Sebastián Casanello decidiera llamar a declaración indagatoria al propio Báez. 

Lázaro Baéz es un empresario cercano al kirchnerismo.

En diálogo con Alejandro Fantino, Elaskar dijo entre otras cosas que "Lázaro Báez es el delincuente más grande de la Argentina", "la lavadora número es Cristina Kirchner" y que "no hay mucha gente entre Báez y Cristina. Néstor y Báez eran amigos".

la extraña entrevista con lanata

Todo había empezado con una entrevista en el programa de Jorge Lanata, en abril de 2013. Allí, Elaskar planteó que otro hombre misterioso, Leonardo Fariña, manejó más de 55 millones de euros de Báez, sólo en el primer trimestre de 2011.

Esa plata, reconoció Elaskar, se guardaba en su propio negocio para después salir al exterior, sin pagar impuestos.

El entrevistado dijo en la nota que fue presionado a vender la sociedad, incluso bajo la amenaza de que había implicados ciudadanos mexicanos, "que son peores que los colombianos".

Fariña está detenido en Ezeiza.
Fariña, otro eslabón en la cadena del lavado.

Pero apenas dos meses después de esas explosivas declaraciones, tanto Elaskar como Fariña plantearon ante la Justicia que todo lo que denunciaron en el programa había sido un "relato fantasioso" o un "guión" armado por el periodista para "voltear" al Gobierno.

"nunca hubo lavado"

"Acá la realidad es que nunca hubo lavado de dinero", ratificaría Elaskar en diálogo con Rolando Graña.

De esta manera, la fuerte denuncia inicial cambiaba 180 grados, quizá ante la inminencia de las actuaciones judiciales en contra del protagonista.

"Estaba enojado, soy joven y me equivoqué", fue su defensa. Además dijo que no conocía a Báez, después de haber asegurado lo contrario ante las cámaras de Canal 13.

"Soy joven y me equivoqué", dijo Elaskar para justificar sus cambios de postura.

Ahora, con otro signo político en el país, Elaskar vuelve a cambiar su testimonio. La Justicia deberá determinar cuándo dijo la verdad y cuándo mintió.