Menu Big Bang! News
Actualidad DE PLAZA DE MAYO AL CONGRESO

Las mejores fotos de la Marcha del Orgullo Gay

Miles de personas pidieron por una ley antidiscriminatoria. Hubo apoyo al Gobierno y rechazo a Macri y a Michetti, por haber votado contra el matrimonio igualitario. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Con una multitudinaria y festiva convocatoria, miles de personas marcharon hoy desde Plaza de Mayo hasta el Congreso Nacional por el Orgullo en la diversidad sexual y en reclamo de una Ley antidiscriminatoria.

Mucho colorido, un clásico de la marcha del orgullo gay. 

Organizada por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, el encuentro aglutinó a jóvenes, militantes, estudiantes y familias enteras que marcharon bajo la consigna “Amor sí, Macri no”, debido al rechazo del PRO a la Ley de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género.

La manifestación recorrió el trayecto entre Plaza de Mayo y Congreso. 

En tal sentido, César Cigliutti, presidente de la CHA (Comunidad Homosexual Argentina), expresó que las actitudes de Macri y otros referentes del PRO “nos hacen poner exactamente en la vereda de enfrente”.

La parodia a monjas y religiosos, frente a la Catedral Metropolitana.

“Las leyes se consiguen con los que votan a favor, no con los arrepentidos”, agregó en referencia a Gabriela Michetti, quien votó en contra del Matrimonio Igualitario y declaró en campaña electoral que había reconsiderado su posición.

Fue organizada por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans.

“Hemos construido como movimiento una conciencia social con respeto a lo que es la igualdad, la diversidad, y es un dato informativo que también el gobierno la ha construido al apoyar las leyes”, manifestó, y destacó el pedido de esclarecimiento que la Presidenta realizó en relación al asesinato de la activista trans Diana Sacayán.

Hubo un gran despliegue de trajes de todo tipo. 

“Esto habla de políticas y de un Estado y una democracia diferentes, así que con esa conciencia es muy difícil volver atrás”, reconoció Cigliutti. 

Hasta una falsa “Su” Giménez marchó arriba de un descapotable.

De la marcha participaron el legislador porteño por el Frente para la Victoria José Cruz Campagnoli, la legisladora electa Andrea Conde y la diputada nacional Juliana Di Tullio.

Calor y color bajo el cielo de Buenos Aires. 

“La multitud expresa los derechos conquistados y los que quedan pendientes. Continuando el camino iniciado hace 12 años vamos a poder seguir por lo que falta”, expresó Campagnoli.

Se marchó por el orgullo en la diversidad sexual y una ley antidiscriminatoria.

Por su parte, el  activista por la diversidad sexual y afrodescendiente Carlos Álvarez, sostuvo que “la comunidad tiene que recordar con mucha energía y mucho amor quién votó positivamente por nuestros derechos -matrimonio igualitario, identidad de género, de nuestros niños y niñas-, y quién en contra como Gabriela Michetti, que nos mintió en la cara diciendo que iba a votar y después no lo hizo, y que tenía problemas con la adopción”.

Rostros pintados y mucha actitud, en plena Avenida de Mayo. 

“Ese pensamiento retrógrado es la política del PRO: una política homofóbica, transfóbica, xenofóbica, racista”, agregó, y reivindicó que “recientemente se votó la implementación de la perspectiva de salud en la identidad de género, por la que las chicas pueden acceder gratuitamente a la operación de reasignación (sexual) en hospitales públicos, algo que se da en muy pocos países en el mundo”.

Hubo demostraciones de amor a lo largo de todo el trayecto. 

“Hace poco se derogó un decreto de la época de Onganía que no permitía que gays, lesbianas y trans donáramos sangre, y ahora también podemos donar, entonces nuestra comunidad tiene que estar claramente del lado del proyecto del gobierno que promueve nuestros derechos”, agregó.

“Estamos felices, celebrando como siempre nuestro orgullo. Hoy más que nunca marchando para que se apruebe la ley antidiscriminación, para que se tome la identidad de género como un elemento más en relación a la discriminación, y que el discriminador dé cuenta de su estado”, planteó.

Se marchó bajo la consigna “Amor sí, Macri no” por su rechazo al matrimonio igualitario.

“Sabemos que el macrismo tiene una perspectiva comercial respecto a las comunidades de la diversidad sexual, y si aprueban el turismo gay es porque les da mucha plata y rédito, pero no por el ejercicio de nuestros derechos”,  concluyó.