Menu Big Bang! News
Actualidad Tendencia global

Las travestis argentinas también quieren su agencia de modelos

La creación en Los Ángeles de una agencia de modelos transgénero generó una tendencia global. En la Argentina, la comunidad trans tiene opinión dual: por un lado celebran la inclusión laboral; por otro, dudan acerca de los parámetros de belleza. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En el mundo se vive un furor por las modelos “diferentes”. Un emergente de la tendencia es la reciente apertura de la primera agencia de modelos trans. Se llama Apple Model Management, tiene sede en Los Angeles y se encarga de representar a hombres y mujeres trans.

En el book Transgender (Transgénero) hay 23 modelos. "Nunca es una cuestión de si son mujeres u hombres, es acerca de su pasión y compromiso con ser los mejores modelos que puedan ser", definió Cecilio Asunción, el director de la agencia. En la Argentina no hay una iniciativa similar. Al menos por el momento.

La portada de Apple Models Management incluye 23 modelos con su respectivo book. 

Julieta Spina, esposa de Augusto Rodríguez Larreta (hermano del electo jefe de Gobierno porteño) y directora de Contenidos del BAF Week, intentó al menos en dos oportunidades organizar una fecha exclusiva trans. Pero distintas cuestiones organizativas lo impidieron.

Las asociaciones de la comunidad, como la FALGBT (Federación Argentina Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans) y ATTTA (Asoc. Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina) oscilan entre dos posturas. Por un lado celebran la inclusión laboral y la posiblidad de visibilizarse desde el campo laboral; por otro, son cautelosos en función del estereotipo planteado por la moda.

Esteban Paulón, de FALGBT, opina: “La población trans esta especialmente excluida. Una de las alternativas es el campo de lo textil. A partir de eso se derivan actividades relacionadas como puede ser la moda, que reproduce estereotipos de cuerpos “correctos”. Como actividad económica es positivo. Nosotros pugnamos para que todas puedan participar”.  Marcela Romero, de ATTTA, se expresa en sentido parecido: “Nos parece bien la inclusión laboral para personas trans. Nosotras no estamos en ningún circuito laboral; se nos ve para hacer el trabajo sexual. Que se abra una agencia de modelos abre la visibilidad frente a la sociedad, que es lo que necesitamos. Ayuda a cambiar la mentalidad”.

Julieta Spina, ex modelo devenida empresaria de la moda, intentó organizar dos desfiles trans.

Mara Pérez Reynoso es vicepresidente del Área de Diversidad del PRO. También es trans. “Me parece interesante, más que nada porque la demanda del mundo trans es cada vez más grande. La ropa es súper esencial, y hay proyectos individuales en los que hay emprendimientos de ropa interior para trans”.

En este momento, el mundo está sacudido por Caitlyn Jenner, portada de las revistas de moda. Como antecedente está la modelo filipina Geena Rocero, que confesó su auténtica condición sexual después de muchos años y dio un conmovedor discurso en el marco de una charla TED. Pero la modelo que rompió todos los prejuicios es brasileña, se llama Lea T, es la hija transexual del recordado futbolista Toninho Cerezo y la elegimos como foto para ilustrar esta nota por su trascendencia global. Hoy, la carioca -de 28 años- es requerida por las marcas más importantes de la alta costura.

Y aquí llega el aspecto cuestionable del proyecto. Al menos desde la Argentina.

Caitlyn Jenner fue portada de la revista Vanity Fair, y hoy es tendencia en la moda mundial. 

Para una hipotética agencia argentina, las asociaciones hacen una salvedad: “Hay que tener los cuerpos trans. Hay que salir del estereotipo de la modelo tradicional. Una de las condiciones tiene que ser respetar todos los cuerpos. Tenemos compañeras a las que tuvieron que extirparle los pechos por las operaciones. Que esa gente también pueda participar del desfile o contribuir desde lo estético”, opina Paulón.

La titular de ATTTA agrega: “Todo lo que reproduzca la belleza 90-60-90 sigue generando el estereotipo de la mujer perfecta, y se tiene que ver otra forma de belleza. Estamos en contra de los concursos de Miss porque generan violencia. Todo lo que  divide en lindo/feo genera violencia. Estoy en contra del estereotipo 90-60-90. ¿qué van a desfilar? ¿Ropa o personas? No somos un mercado. Todas desnudas para mostrar bombachitas, no”.

Pérez Reynoso analiza en forma global: “Se puede nombrar a Flor de la V o a Lizzy (Tagliani), pero son las únicas. Estaría bueno que la sociedad pueda incluirnos como grupo. Cuando vienen legisladores del Interior no puedan creer que yo sea funcionaria”.

Flor de la V es señalada como una excepción dentro de la comunidad trans.

Por último, la funcionaria del PRO no mira con malos ojos la posibilidad de contribuir a la creación de un emprendimiento similar local. “Una agencia de modelos sería muy innovador en Argentina. La sociedad es reticente todavía. Mas allá de las leyes hay mucho laburo por hacer en aspectos culturales, y yo me comprometo a avanzar en ese sentido”, finaliza Pérez Reynoso.