Menu Big Bang! News
Las últimas palabras del arquero: “Dile a mi hijo que lo cuidaré desde arriba”

Actualidad Dolor

Las últimas palabras del arquero: “Dile a mi hijo que lo cuidaré desde arriba”

El portero falleció el martes por la mañana mientras lo operaban, pero llegó a hablar con su mujer desde el hospital.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Danilo Padilha, el portero que le aseguró el pase a la final al Chapecoense al atajar el pelotazo de Marcos Angeleri ante el partido con San Lorenzo, falleció el martes por la mañana en Colombia, sólo horas después haber sido rescatado del avión que se estrelló en Cerro Gordo. Desde la clínica, el futbolista logró comunicarse con su mujer, Leticia.

"Dile a mi hijo (Lorenzo) que desde arriba cuidaré de él y que jugaré al fútbol siempre a su lado

Danilo junto a su pequeño hijo, Lorenzo.

“Te amo, gracias por darme unos años maravillosos”, consigna la prensa colombiana que Padilha le dijo a su mujer, antes de ser ingresado al quirófano del que ya no saldría con vida. “Y a mi hijo (Lorenzo), dile que desde arriba cuidaré de él y que jugaré al fútbol siempre a su lado”, alcanzó a decir el futbolista de 31 años.

El futbolista logró comunicarse con su mujer, Leticia, antes de morir en Colombia.

La despedida tuvo lugar antes de que el arquero fuera sometido a una cirugía de urgencia, debido a las múltiples heridas causadas por el accidente.

Viajó al lado de Alan Ruschel, quien sí logró sobrevivir al accidente aéreo.

Había viajado al lado de su compañero y amigo Alan Ruschel, el primero de los cuatro jugadores del equipo que lograron ser rescatados y trasladados a centros asistenciales.

"Dile que siempre jugaré al fútbol a su lado", fueron las emotivas palabras.

Su viuda evitó el contacto con la prensa y permanece en Chapecó, ciudad en la que el viernes se llevará a cabo el velorio público de las víctimas en el estadio del club de la ciudad.

“Mi corazón está en pedazos. Estoy sufriendo mucho. Es una situación increíblemente difícil. Nunca pensé que viviría esto”, fueron las palabras de su madre, Alaide.