Menu Big Bang! News
Actualidad Impuesto a la honestidad

Le depositaron $ 500.000 por error y los devolvió, pero tuvo que pagar impuestos

Una abogada de La Plata encontró que en su cuenta bancaria habían depositado una suma que no le correspondía. Lo insólito es que le cobraron $ 10.000 luego de devolver el dinero. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La honestidad le salió cara, quizás demasiado cara. Flavia Pesce, una abogada platense, se encontró con que le habían depositado en su cuenta casi medio millón de pesos sin ningún aviso, un total de $ 496.000.

Sin embargo, a pesar de que nunca se contactaron con ella para reclamarle ese dinero, por voluntad propia, se comunicó con las autoridades del banco para aclarar la situación y devolver esa suma.

Le depositaron por error en su cuenta $ 496.000.

“Fui a depositar unos cheques en una cuenta que no uso demasiado y vi que hacía dos meses que tenía depositado 500 mil pesos”, contó la letrada en CN23 y agregó: “cuando vi que era una transacción entre dos empresas que no tenían nada que ver conmigo, le avisé al banco y me comunicaron que fue un error de ellos”.

Flavia Pesce devolvió el dinero y le cobraron 10 mil pesos de impuestos. 

La mujer de 28 años actuó de buena fe sin saber lo que le esperaba después. El dinero provenía de una transacción bancaria entre dos empresas, una fabricante de cocinas y la otra de panificados.

Pero pese a devolverlo, la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (Arba) le retuvo $ 10.000 de su propio capital, a modo de impuestos por la transacción.

"Tuve que autorizar al banco para que me debiten el dinero. Cuando me lo depositaron, ARBA me retuvo $ 10.000. Cuando el banco me debita el dinero me cobra el trámite y los impuestos”, reconoció Pesce, que trabaja en la Unidad Ejecutora Central del Ministerio de Transporte de la Nación.

“Quedé en un descubierto por $ 4.000. El banco inició los reclamos pero recién el viernes pasado ingresó por los costos del débito. Dicen que me lo estarán devolviendo esta semana. Tuve que cubrir yo los intereses del descubierto”, sostuvo.

La transacción pertenecía a dos empresas que no tienen relación con la abogada. 

Por otra parte, la abogada se refirió a la posibilidad de haberse quedado con ese dinero y aseguró que en un principio “pensó” en qué gastarlo. Aunque con el correr de los minutos se aferró a la idea de devolverlo.

"Recuperar lo pueden recuperar, me pueden pedir que lo devuelva, pero no se habían dado cuenta. Todos me decían que espere que si no se daban cuenta me lo quedaba pero no, no es mi proceder”, afirmó.

ARBA le retuvo $ 10.000 de su propio capital, a modo de impuestos por la transacción.

Por fortuna, la historia tuvo un final feliz para todos. A Pesce le devolvieron los diez mil pesos. Además, ARBA también le reintegró la plata al banco para que fuera depositada correctamente.