Menu Big Bang! News
Actualidad Habrá demoras

Levantan el paro en la línea B y denuncian "una huelga política"

Los trabajadores levantaron la medida de fuerza y mantendran una reunión en la Subsecretaría de Trabajo porteña. El ministro de Justicia porteño, Guillermo Montenegro, salió al cruce de la huelga y aseguró que buscan visibilidad para exigir la personería gremial.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los trabajadores de la línea B de subterráneo suspendieron la sorpresiva medida de fuerza que llevaron adelante durante las primeras horas de la mañana. Según informó en una improvisada conferencia de prensa el secretario general del nuevo Sindicato de Trabajadores del Subte, Antonio Morales, tendrán una reunión durante la mañana con autoridades de la Subsecretaría de Trabajo porteña.

La medida de fuerza comenzó en el inicio de la jornada. Desde la estación Federico Lacroze de la línea B, el secretario general del nuevo gremio apuntó que los motivos del reclamo tenían que ver con una agresión sufrida por un trabajador, días atrás, por parte de un grupo de pasajeros. Sin embargo, desde el Gobierno porteño salieron a rechazar la protesta y aseguraron que se trata de una maniobra para visibilizar el reclamo por un reconocimiento gremial.

Ocurre que el Sindicato de Trabajadores del Subte es una fracción recientemente creada de trabajadores que se encontraban agrupados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el sindicato con personería gremial en el subterráneo, a pesar de que la mayoría de los empleados se encuentren afiliados a la Asociación de Trabajadores del Subte y el Premetro, conocidos como Metrodelegados.

El ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, aseguró en diálogo con radio América que el reclamo de mayores medidas de seguridad “es mentiroso”, y criticó el planteo de mayor seguridad por medio de un paro sorpresivo, sin antes pedir reunión con las autoridades porteñas. Morales dijo a primera mañana que el encuentro fue solicitado hace 48 horas, pero el titular de la cartera de Justicia lo desmintió.

Un sector de los trabajadores del subte sorprendió con la medida de fuerza esta mañana. Cortaron las vías

“No pidieron más seguridad, es un problema político contra la Ciudad, están buscando visibilidad. Es gravísimo por lo que genera, porque la línea B mueve 200 mil personas”, evaluó Montenegro. Por primera vez, los metrodelegados coincidieron con la versión del gobierno: uno de los delegados de la línea B, Enrique Rositto, dijo a BigBang que “es un paro ficticio”.

Además, Rositto evaluó que el nuevo sindicato “no tiene representatividad real”. “Son 50 trabajadores, que emulan un viejo gremio que funcionó durante los años 80: quieren tener beneficios, licencias, ascensos y vacaciones”, sostuvo el delegado.

Pasadas las 9, el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Subte, aseguró que recibieron un llamado del subsecretario de Trabajo porteño, Ezequiel Sabor, que los convocó a una reunión para destrabar el conflicto. “Por ahora suspendemos la medida de fuerza. Vamos a llevar el reclamo de la seguridad y la frecuencia y el modo en que viajan los pasajeros”, aseguró Morales en conferencia de prensa.

Enojado, el ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, criticó los “reclamos mentirosos” de los trabajadores

Metrovías explicó que el reclamo era por el reconocimiento de la personería gremial, y no por un refuerzo de la seguridad. Por el episodio, la Justicia porteña había intimado a los trabajadores a que frenen la medida de fuerza, ya que el subterráneo es considerado un servicio esencial.

Audio

El ministro de Justicia porteño, Guillermo Montenegro, criticó a los trabajadores por la medida de fuerza Fuente: Radio América