Menu Big Bang! News
Actualidad Camino a la purificación

Limpieza energética desde adentro: BigBang también fue armonizado

Al igual que Mauricio Macri en su despacho, BigBang realizó una limpieza energética en la redacción. El paso a paso para rearmonizar un lugar y llenarlo de buenas vibras.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Deste tiempos remotos, la “limpieza” espiritual es una práctica habitual de las diversas creencias religiosas de todo el mundo. Ya sea aplicada a personas o curación de lugares, todas las creencias, cada una con sus métodos, posee diversos mecanismos para llegar a realizar una armonización energética. Esto es lo que se hizo en el despacho presidencial, tal vez con algunas variantes, siempre respondiendo a las creencias de Mauricio Macri y su entorno.

Con la ayuda del Obispo Carismático Luterano Manuel Acuña, la redacción de BigBang se sometió a una “limpieza espiritual”, siguiendo los “procedimientos cristianos”. Se bendijo el lugar y el equipo de periodistas, con el objetivo de que reine la buena energía y se hizo un “blindaje espiritual” para todos los que comparten el espacio de trabajo.

 

“Los espacios conservan la memoria de quienes habitan en él. Cuando uno entra a un lugar que se encuentra cargado, y se es muy sensible puede sufrir desde dolores de cabeza o hasta descomponerse”, explica el Acuña. “Por eso cuando uno entra a una iglesia, percibe un buen ambiente, un espacio de tranquilidad. Eso es porque allí hay energía muy positiva”.

 

Los elementos que forman parte del ritual de purificación son un crucifijo, el incienso -la fragancia litúrgica agradable a Dios, según la Bilbia-, la estola que llevan las autoridades religiosas al oficiar una celebración y un botiquín espiritual, compuesto por un asperger para rociar con agua bendita el lugar y una vela blanca prendida “para honrar la presencia de Dios en el lugar”. 

Los infaltables en el bolso del Obispo Acuña.

Las limpiezas espirituales se realizan para sanar un lugar y crear la armonía necesaria en el hogar o el  lugar de trabajo”, remarca el religioso.

 

Luego de colocarse la estola como si realizara una celebración religiosa, el Obispo Acuña enciende el incienso y prepara el agua bendita para esparcirla en toda la redacción. Comenzando desde el lugar más remoto a la puerta, se recorre cada espacio del lugar a armonizar.

Acuña con Bergoglio: foto de perfil en Twitter del obispo.

El Obispo lo hace rezando un padre nuestro y ofreciendo un Ave María, para corresponder el rito con los cristianos presentes. “Otras tradiciones, que se corresponden con hermanos de otras religiones poseen algunas variantes en las oraciones que se ofrecen y los elementos que se utilizan”. Así bendice no sólo el lugar, sino a cada uno de los presentes, extendiendo sus oraciones a los lectores de BigBang.

Con su armamento religioso, el Obispo bendijo a la redacción de BigBang.

Manuel Acuña es Obispo de la Iglesia Carismática Luterana Independiente. En su curriculum se destaca sus más de 15 años practicando exorcismos en la Argentina y según el unas 1.200 batallas “libradas contra el demonio”.

Acuña es uno de los pocos religiosos que realizan exorcismos en la Argentina.

Todos los domingos a las 10 de la mañana oficia su misa de sanación en la Parroquia del Buen Pastor, en Santos Lugares, pero atiende las 24 horas a través de sus cuenta de Twitter y su perfil de Facebook y su página en Internet.