Menu Big Bang! News
Actualidad polémica

Lombardi dio de baja el 85% de los contratos del Centro Cultural Kirchner

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos explicó que “funcionarios salientes firmaron irresponsablemente falsas renovaciones de contratos para 2016 que carecen de legalidad y legitimidad”. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, anunció que “fueron dados de baja contratos de asistencia técnica” que el Centro Cultural Kirchner había firmado con las universidades nacionales de San Martín, 3 de Febrero y La Matanza.

“Estos contratos involucraban al 85 por ciento de los designados que tenían su relación laboral triangulada con las Universidades”, detalló Lombardi, quien explicó a través de su cuenta de Twitter que “el 81 por ciento de las designaciones fueron efectuadas durante 2015”, año en que se puso en funcionamiento.

“Funcionarios salientes firmaron irresponsablemente falsas renovaciones de contratos para 2016 que carecen de legalidad y legitimidad”, puntualizó el ex ministro de Cultura porteño.

El CCK tenía nombrados unos 700 empleados, de los cuales el 80 por ciento habían sido contratados en los últimos seis meses.Eso hizo que la transición sea complicadísima, no había una cabeza con quien hablar”, explicaron fuentes cercanas a Lombardi.

Varios de esos empleados fueron incluso contratados después de las elecciones primarias del 22 de agosto pasado. “El problema no es la ideología, de hecho a muchos de ellos los vamos a contratar de nuevo porque cumplían tareas”, explicaron.

Lombardi informó que el 15 por ciento restante de los contratos “serán renovados por entre uno y tres meses de acuerdo a la normativa emanada del Ministerio de Modernización”, y adelantó que “cada caso será revisado por los nuevos responsables de la transición de cada área, evaluándose la pertinencia de su designación”.

El ministro había anticipado que se estudiarían los contratos del CCK a fines de diciembre, cuando reveló que levantaría la sala dedicada a Néstor Kirchner en el centro cultural, en cuyo lugar se evalúa hacer una rotación de muestras dedicadas a presidentes constitucionales.

Sin embargo, de momento el nombre del edificio no cambiará. “No es prioridad y fue elegido por ley, en todo caso será facultad del Congreso en otro momento”, indicaron, aunque dejaron trascender que el mismo “no representa a la mayoría de los argentinos”.