Menu Big Bang! News
Actualidad LA MIRADA PSICOLÓGICA

Los 8 rasgos del adicto en recuperación: el perfil "violento" de Maradona

Circuló que Maradona habría peleado con su pareja, Rocío Oliva. Una especialista analiza cómo reacciona un adicto en recuperación ante una discusión. Los rasgos violentos y su lucha contra la abstinencia en el día a día.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El escándalo desatado por la supuesta pelea de Diego Maradona y Rocío Oliva nuevamente deja en foco la compleja recuperación del futbolista con su pasado manchado por sus adicciones y sus excesos. Según la licenciada en psicología, Beatriz Goldberg los resabios de una adicción acentúa los rasgos violentos que posee una persona. 

"Alguien que fue adicto a algo tiene generalmente que enfrentarse día a día con la abstinencia de eso que creyó necesitar para vivir. En el caso de los adictos a las drogas, la personalidad que desarrollan se basa en el narcisismo. Necesitan ser halagados permanentemente. La abstinencia de esto también puede confundir al sujeto y sacarlo de sus casillas", inicia la descripción la especialista, y sigue.

Maradona habría discutido con su pareja.

"En general, la personalidad adicta tiene un perfil que puede saltar de una adicción a otra, y reemplazar una con otra. Todo aquello que necesite es de manera compulsiva. Se comporta como un fóbico, que reemplaza un miedo por otro. A la vez, no le resulta simple controlar su ira y su nivel de tolerancia a la frustración es muy bajo", afirma Goldberg

Por otro lado, Goldberg suma que un adicto en recuperación tiene aparenta ser una persona fuerte, pero en el fondo es débil y frágil. "Son personas que generan parejas tóxicas y se manejan situaciones violentas y creen que sus parejas harán lo que ellos ordenen, al igual que su entorno. 

"Psiquícamente por las sustancias que consumieron, las personas en recuperación mantienen un rasgo de bronca tanto biológico como psíquico, y tienen tendencia a establecer relaciones poco estables o con poco compromiso", sostiene. 

Beatriz Goldberg analiza el perfil de un adicto en recuperación.

Asimismo, la licenciada dice que los adictos en recuperación mantienen "una máscara" para no mostrarse tal cual son.

"A nivel psicológico, el enfermo y su quien sea su pareja, mantienen un vínculo enfermizo. Es como se dice "el tango se baila de a dos" y es porque uno no puede vivir sin el otro pese a que padecen la relación y generan un círculo tóxico. Es igual que el entorno que lo rodea. Avala lo que hace y si no deja de pertenecer a sus vínculos", finaliza y repasa los ocho rasgos que son identificables en los adictos en recuperación que pueden desatar una reacción violenta. 

RASGOS 

1- Sufre de un trastorno de personalidad, del que la adicción es un síntoma.

2 - No acepta ser adicto. No reconoce que necesita ayuda. Niega sus problemas.

3 - Vive en una "cultura" entre otros drogadictos. 

4 - Es una persona de inteligencia promedio o más. 

5 - Tiene conflictos con la autoridad.

6 - Es egocéntrico e individualista. No se preocupa por los demás (él es el sol y los demás giran alrededor de el).

7 - Distingue entre el bien y el mal, no es un loco, pero cuando actúa lo hace mal.

8 - Tiene pobres controles internos.