Menu Big Bang! News
Actualidad Un futuro sombrío

Los antibióticos están dejando de curar

Las bacterias desarrollaron resistencias a los remedios y lo siguen haciendo. Según un informe del gobierno británico, si antes de 2050 no hay nuevos antibióticos morirán 10 millones de personas por año por infecciones. El peligro es grande y real, dicen desde la Organización Mundial de la Salud. Por qué hay superbacterias.  

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Imagine un mundo donde cualquier operación, por más simple que sea, implique un riesgo mortal, donde una neumonía mate a los ancianos y una gonorrea mutada a los jóvenes. Este mundo, según los científicos, está muy cerca.

Los antibióticos, que durante casi 80 años han salvado millones de vidas gracias a su capacidad para matar bacterias y convertir enfermedades mortales en simples molestias, están perdiendo esa facultad. Ocurre que las bacterias han adquirido resistencias a estos medicamentos y cada vez hay menos opciones para curar las infecciones, indica un informe de la BBC. El antibiótico que curó a su hijo hoy puede que no lo haga mañana. Y hace 30 años que no se introduce uno totalmente nuevo. Es tan grave el problema que Obama pidió US$1.200 millones para encarar la crisis.

Científicos de todo el planeta ya empezaron a hablar de esta era post antibióticos.

Un informe comisionado por el gobierno británico indica que si para  2050 no contamos con nuevos remedios, morirán 10 millones de personas cada año en el mundo.

"Antes de que se descubrieron los antibióticos en los años 40, todas las enfermedades infecciosas, como neumonías, meningitis, infecciones cutáneas, tuberculosis, etc., se complicaban, desarrollaban sepsis y tenían una mortalidad muy alta", dice Pilar Ramón Pardo, asesora regional para la resistencia a los antimicrobianos de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

"Si continuamos por esta trayectoria de tener cada vez más patógenos que se han vuelto multiresistentes, tenemos el riesgo de volver a esa situación. De hecho, ya lo estamos viendo con muchas enfermedades causadas por patógenos resistentes -como neumonías, sepsis o enfermedades diarreicas graves- que tienen mayores complicaciones y mayor riesgo de muerte para el paciente" agrega.

 

Hay en este momento una carrera contra el tiempo tratando de entender cómo los patógenos han logrado desarrollar sus resistencias. Uno de los motivos es el mal uso que les estamos dando. Con cada infección que tratamos sin necesitar estos fármacos, con cada tratamiento que no tomamos como se indica, estamos haciendo cada vez menos eficaces a estos fármacos.Y las bacterias y virus, darwinistas al fin, se adaptan.

Sin embargo en un informe publicado en abril pasado, la OMS indica que sólo 34 de 133 países estudiados tienen un plan nacional para combatir la resistencia a los antibióticos. El problema particularmente extendido es la venta de antibióticos sin receta.

Como si esto fuera poco, las grandes farmacéuticas se han alejado de la investigación de antibióticos porque éstos no ofrecen enormes ganancias y la investigación es ardua y costosa.

 

 

.