Menu Big Bang! News
Actualidad Estudio de dos universidades

Los chinos son los extranjeros más rechazados del país

El trabajo arrojó cifras polémicas respecto de la discriminación y la xenofobia en el país. Según el informe, realizado en conjunto por las Universidad de San Andrés y la Torcuato Di Tella, los ciudadanos chinos, encabezan el ránking de rechazo, seguidos por estadounidenses, bolivianos y paraguayos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los ciudadanos chinos encabezan el grupo de extranjeros que vive en el país con la imagen negativa más alta. Así surge de un relevamiento realizado por las universidades Torcuato Di Tella y San Andrés. En el estudio se destaca que un 28,2 por ciento de los argentinos tiene una mala imagen de ellos.

El informe, que fue realizado bajo la coordinación regional de la División de Estudios Internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económica, revela las polémicas cifras respecto de la discriminación y la xenofobia en el país. Además de China, un 27,2 por ciento critica la presencia de estadounidenses; un 26,8 la llegada de los paraguayos; mientras que un 26 por ciento critica a los bolivianos que residen en la Argentina.

Las cifras son alarmantes, debido a que demuestran, según el estudio, “cierto comportamiento xenófobo” entre los argentinos, en relación con la presencia de ciudadanos extranjeros que viven y trabajan en el país. El estudio fue realizado en base a los testimonios de 1.034 personas.

El vocero de los supermercadistas chinos explicó que denunciaron 50 casos de discriminación

La situación de los chinos, según el informe, es de las más críticas. Para el vocero de la Cámara De Autoservicios y Supermercados de Propiedad De Residentes Chinos, Miguel Ángel Calvete, existe un “alto nivel de recelo, denunciamos un montón de casos de discriminación”. En total, en los últimos años denunciaron ante el Inadi unos 50 casos, explicó Calvete a BigBang.

"Se dan por casos de discriminación de autoridades escolares, o en organismos estatales y respecto de menores”, agregó Calvete esta mañana. Además, el vocero detalló que “en algunos casos se dio fundamentalmente en el ámbito comercial”. De todos modos, sostuvo que “hay un proceso de integración, no se da tanto como antes”.

Las festividades del Año Nuevo chino son multitudinarias en el barrio porteño de Belgrano.

Aunque en el estudio no se precisan las razones puntuales del rechazo, un 53 por ciento de los encuestados sostuvo que “son demasiados” residentes de otros países, mientras que un 46 por ciento asegura estar “muy en desacuerdo” o “algo en desacuerdo” con que se autorice la entrada al país a extranjeros poco calificados para vivir o trabajar en la Argentina.

Estas cifras llegan tiempo después de las polémicas declaraciones del secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien había relacionado delitos como robos y narcotráfico con el aumento de las corrientes migratorias. Desde hace dos años y medio, el funcionario cuestiona el aumento del delito por parte de bandas integradas por colombianos y paraguayos.

En varias ocasiones, Berni insistió con que la actual Ley de migraciones no permite deportar a los extranjeros detenidos. Incluso, en alguna oportunidad pidió expulsar del país a aquellos inmigrantes que cometan delitos en la Argentina.

Uno de los autores del informe, el investigador de la Universidad de San Andrés, Federico Merke, explicó a La Nación que cree que no existe un comportamiento xenófobo de los argentinos, aunque sí observa que “la tolerancia al inmigrante es menor de lo que suponemos”. El experto en relaciones internacionales, además, señala que uno de cada dos argentinos cree que hay suficientes extranjeros viviendo en la Argentina.

La comunidad boliviana también sufre la discriminación en la Argentina. Un 26 % critica su presencia en el país

En el estudio, de todos modos, se observa un llamativo dato: así como los argentinos rechazan en mayor medida la presencia de ciudadanos chinos, los consultados ven en el país asiático un “aliado confiable” hacia el futuro, por sobre los Estados Unidos.

De hecho, el 52 por ciento de los encuestados piensa que sería “positivo” si la economía de China creciera hasta ser “tan grande” como la de los Estados Unidos.