Menu Big Bang! News
Actualidad Vuela, vuela... no te hace falta equipaje

Los códigos que los aeronáuticos no quieren que sepas

Pilotos, personal de cabina y trabajadores de aeropuertos tienen una codificación de las palabras para que el mensaje no pueda ser entendido por los demás, en especial los pasajeros en pleno vuelo. Ahora un diario inglés descifró qué significa cada una de esas palabras incoherentes.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

¿Alguna vez escucharon que los trabajadores de una aerolínea hablan en un lenguaje incomprensible cuando se comunican por radio? Resulta que no es tan incoherente esos códigos que se escuchan, pero están codificados para que los pasajeros que vuelan por los cielos no entren en pánico al saber el verdadero significado.

El diario británico The Independient descifró esos códigos que utilizan los pilotos, el personal de los aeropuertos y la tripulación de cabina, y los publicó en su última edición.

Los pilotos son los que deben informar a tierra si hay algún problema en el aire.

Algunos códigos se utilizan simplemente con fines logísticos y organizativos, pero hay algunos que son específicos para situaciones de emergencias. Así que si en vuelo escuchas que por walkie-talkie mencionan los números 7500, 7600 y 7700, nada bueno está pasando.

A continuación, el código de los “trabajadores de los cielos” revelado:

7.500: El avión ha sido secuestrado, o hay una amenaza de secuestro.

7.700: Código general de emergencia.                                                        

7.600: Fallo de radio.

Whizzer: Se refiera a cuando los principales del avión no están trabajando bien y se necesita una unidad de potencia adicional. Este código también refiere al motor en la parte trasera de la aeronave que alimenta el aire acondicionado y la iluminación.

Las terminales aéreas deben estar al tanto de lo que pasa en un avión, pero consideran que los pasajeros no deben entrar en pánico.

Piloto pesado: Se refiere a que se solicita la presencia en la cabina de los pilotos adicionales, que a veces están presentes en los vuelos más largos. Muchas veces se los llama porque los pilotos oficiales están cansados.

El banquillo de los penalizados: Se refiere al área donde envían a un avión que tiene que esperar para ceder el paso a otro en la pista.

Toda llamada: Todos los asistentes de vuelo deben informar y reportarse a través de su intercomunicador. Se utiliza muchas veces cuando se van a utilizar las salidas de emergencia y toboganes del avión.

Las azafatas también están al tanto del cifrado de los mensajes.

Nivel de vuelo: La distancia entre el avión y el agua. Funciona como una unidad de medida, indicada con el número de pies dividido por 100. Por ejemplo, el nivel de vuelo "tres-cero-cero" significa 30.000 pies sobre el agua (9.144 metros).

Tiempo EFC: Cuando un avión puede despegar después de permanecer algún tiempo en tierra por cualquier razón.

Rampa: Es el área más cercana a la terminal donde está estacionado el avión.

Jugo azul: Agua del inodoro en el avión.

Reloj de la entrepierna: Comprobación del cinturón de seguridad.

Durante el viaje, el leguaje aeronáutico es codificado.

Pax: Pasajeros.

Código Adam: El personal alerta sobre un niño desaparecido. Nombrado en honor de Adam Walsh, un niño que fue secuestrado en una tienda.

Código Bravo: La mayoría de los códigos se utilizan para evitar causar alarma entre el público, pero este está destinado a causar deliberadamente el pánico, que hace más fácil eliminar la amenaza.