Menu Big Bang! News
Actualidad OTRA CARA DE LA DENUNCIA

Los curiosos nombres que revela el listado de la ex SIDE

Desde Santo Virgilio Biasatti hasta Elisa María Avelina Carrió, algunos de los nombres desconocidos y curiosos de los políticos, jueces y periodistas que figuran en la nómina. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El listado de los supuestos espiados por los servicios de inteligencia del Gobierno, según la denuncia que presentaron las diputadas del PRO Laura Alonso y Patricia Bullrich, sigue dando tela para cortar. Lejos de la preocupación, algunos de los implicados prefirieron tomárselo con humor.

Jorge “Ricardo” Rial se tomó el hecho con buen humor

Es el caso de Jorge Rial, quien a través de su cuenta de Twitter se burló por la difusión de su segundo nombre. “Que me espíen vaya y pase, pero que hayan dejado al descubierto que mi segundo nombre es Ricardo no tiene perdón. Indignado es poco”, escribió el conductor de “Intrusos”, quien también aprovechó para bromear con su colega, Luis Miguel Majul

El divertido comentario abrió un tema que, más allá del chiste, podría incomodar a más de uno, sobre todo a algunas figuras del espectáculo.

Del extenso informe, que comprende jueces, políticos, periodistas y figuras del espectáculo, se desprende, por ejemplo, que el segundo nombre de Santo Biasatti es Virgilio, que el de Guillermo Montenegro es Tristán o que el nombre completo de “Lilita” Carrió es Elisa María Avelina.

Parte del listado de los “espiados” por los servicios de inteligencia. 

También uno puede tomar conocimiento que Roy Cortina en realidad es Robert Vincent, que el ex jefe del Ejército se llama César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani y que el asesor de Mauricio Macri tiene por segundo nombre Rolando.

Jorge Cayetano Zaín Asís, Marcelo Lougen D´Alessandro y Arístides Horacio María Corti son otros de los nombres peculiares que aparecen en la nómina.

Un listado que muchos prefieren con buen tino tomarse en sorna antes que ponerse a pensar en lo preocupante que en realidad se esconde detrás del mismo.