Menu Big Bang! News
Actualidad

Los vecinos de Pilar, enfurecidos por la instalación de dos centrales termoeléctricas

Aunque desde el Municipio aseguran que siguieron todos los pasos legales, hay una investigación penal en curso sobre las obras que se emplazan en una zona residencial.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los vecinos de Pilar se oponen a la puesta en funcionamiento de dos centrales termoeléctricas que se levantaron sin ningún tipo de consulta pública en una zona supuestamente ilegal, ya que se registran una cantidad de irregularidades que afectarían la salud y el medioambiente, aunque el Municipio sostiene que todo está en regla.

Se trata de las empresas APR Energy y Araucaria Energy SA (de capitales estadounidense y canadienses respectivamente) que erigieron sus centrales en Ruta 25 y Alborada, justo en el límite entre Escobar y Pilar.

Según advierten los vecinos se trata de una zona residencial, cerca de las ciudades de Matheu y Villa Rosa, donde existen cerca de 50 escuelas y 50.000 pobladores.

Los vecinos preocupados por el impacto de las centrales termoeléctricas en su salud.

Los vecinos destacan la existencia de irregularidades en el proceso de evaluación de impacto ambiental y la construcción sin los permisos correspondientes.

"Las centrales se hicieron en el marco de la emergencia energética que decretó el Estado nacional y a nosotros nos tocó aprobar la construcción y la localización, en uno de los puntos que había determinado el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) en la subestación de Matheu, donde funciona otra desde hace ya mas de 10 años", explica a BigBang Juan Pablo Martignone, jefe de gabinete del Municipio de Pilar. Además explica que pidieron los informes ambientales para las obras que la Provincia de Buenos Aires, quien convalidó la aprobación ambiental. "Los pasos legales están cumplidos", sentenció.

La dos nuevas termoeléctricas están ubicadas en la Central Matheu.

"Las versiones sobre la instalación de las termoeléctricas comenzaron a mediados de 2016", relata Raúl Regis, oriundo de Pilar quien explica que los vecinos no están en contra de estos desarrollos sino de los peligros que podría conllevar al estar establecidos en zonas residenciales.

Entre los efectos negativos, indican que este tipo centrales podría afectar la salud de quienes allí viven, generándoles problemas cardiológicos y respiratorios; además del daño al medioambiente.

"Además nos preocupa que con la instalación de estas centrales halla muy cerca de la ciudad, elementos tan peligrosos como 16.5 millones de litros de Gas Oil -lo que equivale 300 estaciones de servicio-, una fuente de electricidad de alta tensión y temperaturas en salida de turbina superiores a 400 grados", indica Regis.

Los vecinos insisten en que las empresas no cumplieron con los requisitos legales para operar.

Por su parte Martignone, indica que desde el municipio hicieron estudios e indicaron "estamos razonablemente tranquilos de que las centrales pueden ser instaladas operadas sin afectar a los vecinos cercanos a esas zonas".

En la Justicia

Los Vecinos Autoconvocados de Pilar realizaron una denuncia penal, la cual está a cargo del fiscal federal Pedro Rebollo, quien decidió investigar investigar penalmente al intendente Nicolás Ducoté, a los 24 concejales de Pilar y a otras autoridades provinciales por no utilizar los mecanismos institucionales legales que debían para autorizar la instalación de las termoeléctricas.

Según indicaría la investigación, luego de 7 meses cuando las obras ya estaban casi terminadas se votó la rezonificación para convertir parcelas que eran residenciales en industriales.

Debido a ello, el viernes 29 de Diciembre se allanó el municipio y el concejo deliberante de Pilar. Actualmente, el juzgado Federal de Campana a cargo del Juez Adrián Gonzalez Charvay, dio lugar a las dos medidas cautelares solicitadas por los vecinos contra ambas termoeléctricas, suspendiendo de esta manera sus actividades. Hoy la Cámara falló en contra de levantar la feria judicial para tratar las cautelares que frenan la operación de las termoeléctricas.

Desde el municipio aseguran haber cumplido todos los pasos legales.

"Entendemos que es una buena noticia que la Justicia hayaan atendido esta cautelar, para de ese modo analizar la información disponible y hacer los peritajes para determinar las condiciones en las que operarán las centrales", opina Martignone.

"Pusimos todo a disposición del Juez y esperamos en los próximos meses se esclarezca ese tema para poner poner en marcha las centrales, dado que todavía hay un faltante de energía importante", concluye.