Menu Big Bang! News
Actualidad El caos juvenil en Bariloche

Los viajes de egresados, bajo la sombra de la alumna fallecida

El caso de la joven de 17 años que murió en el viaje de egresados puso otra vez en la vidriera una vieja polémica: los excesos y el descontrol del “último viaje”. BigBang habló con una psicóloga, que explicó qué sienten los adolescentes a la hora de realizar la ansiada aventura y, además, dio detalles sobre los abusos a los que suelen estar expuestos los chicos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Julieta Uriarte, la adolescente de 17 años que falleció en pleno viaje de egresados mientras descansaba en su habitación, dejó en evidencia el descontrol al que pueden estar expuestos los jóvenes cuando se van a Bariloche. Los chicos, emocionados por estar viviendo el último año de colegio, emprenden la aventura con un solo objetivo: tener diversión a cualquier precio.

Los chicos aprovechan en viaje de egresados para divertirse, aunque también quedan expuestos a excesos.

¿Será que una vez que los chicos se “liberan” de sus padres creen que es la oportunidad indicada para “tirar la casa por la ventana”? Natalia Gulman, psicóloga especialista en niños y adolescentes, le explicó a BigBang qué sienten los jóvenes cuando emprenden el viaje de egresados.

La policía para un colectivo con chicos que iban a Bariloche. 

“Hay de todo, hay chicos que si están expuestos a los excesos y hay otros que no. La gente piensa que el viaje de egresados es un ‘descontrol’ pero todo depende de la personalidad de cada joven, y obvio que el grupo también influye”, aseguró la psicóloga.

Los policías incautan alcohol y drogas antes de entrar a Bariloche. Los excesos, a la vista.

Y agregó: “Hay que tener cuidado con lo que se dice porque sino caemos en el prejuicio de que los chicos van allá para emborracharse y drogarse, lo que genera mucho temor en los padres”.

Los chicos van a las pistas de esquí y se divierten de una manera “sana”. “Hay de todo”, asegura la psicóloga.

En este contexto, la especialista en niños y adolescentes habló sobre el verdadero agotamiento que sienten los menores en Bariloche: “Los chicos sienten mucho cansancio en la cabeza y en el cuerpo. Es un nivel de agotamiento físico increíble. No duermen, salen a bailar, van a las excursiones, salen a pasear por el centro, no descansan nunca. Están todo el tiempo haciendo una cosa y preguntando qué van a hacer después. Tienen mucha ansiedad y expectativa”. afirmó .

Bariloche: el epicentro de los viajes de egresados y hoy en la mira por la muerte de una estudiante.

A la hora de opinar sobre los problemas a los que están expuestos los chicos, Gulman opinó: “Influye mucho el nivel de actividad al que están expuestos allá pero acá pueden hacer lo mismo. No importa donde estén, si los chicos quieren hacer algo peligroso lo pueden realizar en cualquier lugar”.

Los boliches, lugar donde se pueden ver los excesos de la noche. 

Y finalizó: “En Bariloche se genera una gran expectativa. El estar alejado de sus casas, sus familias y de su entorno cotidiano puede influir en los adolescentes, pero no hay que decir que ellos utilizan esto para drogarse o tomar alcohol, ellos también pueden divertirse sanamente”.

Excesos en el viaje de egresados

El caso de la estudiante bonaerense que murió en su habitación del hotel donde se alojaba no es el primer suceso que llamó la atención. Hubo otros acontecimientos que golpearon Bariloche y que inquietaron a todos los padres que tienen hijos adolescentes.

Mirá cómo hacen los chicos para pasar alcohol a los hoteles:

El exceso de actividades, una de las causas de muerte

Uno de los casos se dio el 6 de diciembre de 2010 un chico de 13 años se fue a Bariloche para festejar su viaje de egresados de séptimo grado. El joven, que iba al colegio porteño Manuel Belgrano, falleció de muerte súblita cuando hacía una caminata al refugio Frey. 

A pesar de que los médicos le realizaron maniobras de reanimación, el chico nunca pudo recuperar el pulso y falleció minutos después en el lugar. 

Abuso del alcohol que termina en internación

El 2 de agosto del 2013 una estudiante misionera de 17 años entró en coma alcohólico en pleno boliche de Bariloche y tuvo que ser trasladada de urgencia a Buenos Aires para ser internada en un centro asistencial. 

Mirá cómo hacen “la previa” en Bariloche

La estudiante, que iba a un colegio privado de la localidad de Oberá, habría mezclado pastillas y alcohol, lo que resultó ser un coctel explosivo dentro del cuerpo de la adolescente. 

Grave accidente en el viaje

Por su lado, una chica de 17 años quedó internada con una fractura en la vértebra luego de tener un accidente en una 4x4. La joven, que iba sin cinturón de seguridad y con el casco suelto, se golpeó fuertemente la espalda contra la carrocería, lo que le generó la quebradura. 

Luego de este hecho, la madre de la joven salió a declarar que la agencia de turismo nunca cumplió con las medidas de seguridad.

Morir después del viaje

Otro caso más: el 31 de julio de este año, una chica formoseña de 17 años perdió la vida al regresar del viaje de egresados. La adolescente, que iba al colegio Adventista, falleció de una manera repentina.

Según informó el diario El Comercial, la menor fue a una clínica privada con un estado complicado de salud, después de tener un fuerte estado gripal sumado a un dolor en la zona lumbar.