Menu Big Bang! News
Actualidad marketing

Macri tour: cada celebridad que llega al país pasa por La Bombonera

El primer ministro italiano y los presidentes de Bulgaria y Francia no pudieron resistirse a la tentación de patear la pelota en el estadio xeneize, inducidos por Macri. Las visitas ilustres antes de llegar a la presidencia, desde los One Direction a Francis Ford Cóppola. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Se sabe del magnetismo que “La Bombonera” tiene para cualquier fanático del fútbol en todo el mundo.

De hecho, recientemente un diario británico recomendó el superclásico entre Boca y River en ese estadio como uno de los mejores espectáculos deportivos a nivel mundial.

“La Bombonera” seduce a los turistas y famosos de todo el mundo. 

Consciente de ello, y aprovechando su fanatismo y calidad de ex presidente de la institución “xeneize”, Mauricio Macri apela a la mística azul y oro para seducir a los visitantes extranjeros.

Desde que asumió como presidente, el 10 de diciembre pasado, el ex jefe de Gobierno porteño llevó al primer ministro italiano y a los presidentes de Bulgaria y Francia a conocer ese verdadero “templo” para los amantes del deporte más popular.

El primero en llegar al país fue Rosen Plevneliev, el jefe de Estado de Bulgaria, quien arribó en los primeros días de febrero acompañado por su su ministro de Economía, Bojidar Loukarski y la jefa de Gabinete, Deyana Kostadinova.

El presidente búlgaro no pudo resistir a la tentación de hacer “jueguitos”. 

Luego de visitar el Parlamento, depositar una ofrenda floral en el Monumento a San Martin, participar de una ronda de negocios entre empresarios de ambas naciones y rendirle homenaje a Vasil Levski, héroe nacional búlgaro, en el monumento que lo recuerda en la Plaza Barrancas de Belgrano, Plevneliev aceptó gustoso el convite de Macri a recorrer el Alberto José Armando.

Rosen Plevneliev fue recibido por el presidente “xeneize”, Daniel Angelici.

Sin el saco y con la camisa arremangada, Plevneliev recorrió las instalaciones junto al presidente del club, Daniel Angelici, quien le ofrendó un mate con bordes de plata tallado a mano con los colores “azul y oro” y una camiseta con su nombre y el número diez estampado en la espalda.

Sonriente, el mandatario aceptó el agasajo y hasta se dio el lujo de jugar un rato dentro del campo de juego.

Diez días después fue el turno del primer ministro italiano, Matteo Renzi, quien pese a estar apenas 48 horas en tierra argentina también se las ingenió para ir a “La Bombonera”, luego de sus encuentros con el presidente.

El primer ministro italiano, impactado ante la magnitud de la cancha de Boca.

Al igual que Plevneliev, Renzi también recibió una camiseta estampada con su nombre y el número diez.

Además, el primer ministro italiano fue agasajado con dos pelotas, una oficial y otra conmemorativa de los 110 años del club.

Feliz por la experiencia, Matteo Renzi se dejó fotografiar por los simpatizantes de Boca.

La diferencia con su par búlgaro fue que Renzi no hizo toques en el campo de juego, aunque sí pateó una pelota en el césped y dialogó durante un lugar rato con Angelici sobre las principales figuras del conjunto xeneize.

Sin embargo, el presidente francés François Hollande, quien hoy pasó por el célebre estadio, fue el único que contó con la guía del propio Macri.  

El mandatario galo despuntó su vicio por el fútbol en plena Bombonera.

Los mandatarios arribaron en medio de un fuerte operativo de seguridad, y dialogaron distendidamente en la mitad de la cancha.

Macri fue el anfitrión de Hollande en el club que presidió durante tantos años.

Como si fueran los capitanes de dos selecciones, los jefes de Estado intercambiaron camisetas. Mientras Macri le regaló al presidente francés una del seleccionado argentino y otra del Boca, Hollande retribuyó el gesto con una casaca de la selección campeona del mundo en 1998.

Los mandatarios intercambiaron camisetas. 

Claro que no fueron los únicos visitantes ilustres que pasaron por el estadio de uno de los dos equipos más populares de nuestro país, ya que en la noche previa al acto de asunción de Macri, el presidente jugó al fútbol con Evo Morales en una de las canchas de fútbol 5 que tiene el club.

Antes de asumir, Macri jugó al fútbol con el presidente boliviano, Evo Morales.

Sin embargo, y si bien Macri lo ha tomado ahora como una suerte de “carta de presentación” ante sus pares internacionales, cuando él era presidente de la institución “xeneize” también supo llevar a distintas figuras a nivel mundial.

Prueba de ello, por ejemplo, fue la presencia del afamado director cinematográfico Francis Ford Cóppola, cuya visita a nuestro país coincidió con la disputa de la primera final de la Copa Libertadores de 2007 frente al Gremio de Brasil.

Francis Ford Coppola en el palco. Macri lo acompañó.

El director de “Apocalipsis Now”, entre otros grandes éxitos, siguió desde el palco oficial el triunfo del equipo junto a Macri.

Otros que se rindieron a los encantos de la Bombonera fueron los tenistas Rafael Nadal y Novak Djokovic, los One Direction, el piloto francés Sebastien Loeb, el actor turco Ergün Demir, el futbolista del Barcelona Andrés Iniesta y el basquetbolista de la NBA, Steve Nash, entre otros tantos. 

“Rafa” Nadal y Novak Djokovic, dos hinchas más. 

¿Será Barack Obama, el presidente de la máxima potencia del mundo, el próximo visitante ilustre en pisar la Bombonera?