Menu Big Bang! News
Actualidad El Diez, en problemas

Maldición Messi: lesión, hermano preso y padre cerca de la cárcel

El astro del fútbol vive días de pesadilla: está lesionado, su hermano fue detenido por portación de arma y ahora su padre podría ir 18 meses preso por evadir 4,1 millones de euros. La Justicia considera que el futbolista es inocente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Lionel Messi no pasa su mejor momento. A la lesión que lo dejó afuera dos semanas de las canchas, se sumó la detención de su hermano por portación ilegal de arma de fuego y una noticia que se conoció hoy: la fiscalía española pidió 18 meses de prisión para Jorge Messi, su padre, por supuesta defraudación de  4,1 millones de euros al fisco. Al mismo tiempo pidieron el archivo de la causa para el astro del Barcelona, que había sido querellado. 

Messi y su padre siguen en la mira del fisco por presunta evasión. Más problemas para el Diez.

En el escrito de acusación, según informó la agencia EFE, fue presentado ante el juzgado de instrucción número 3 de Gavá (Barcelona) y el Ministerio Público desvincula a la estrella de la Selección Nacional del fraude fiscal del que lo acusó en un principio, más allá de que la Audiencia de Barcelona lo mantenía imputado. Pero su situación cambió cuando su padre asumió toda la responsabilidad. “Lo del dinero negro es una gran mentira”, había dicho Jorge Messi.

La lesión lo dejó afuera de las canchas. Ahora la maldición lo persigue fuera de la cancha. Foto: AP.

La acusación refleja que Jorge Messi “organizó un entramado societario en paraísos fiscales” que permitió a Lio eludir el pago de impuestos. Además se le exige el pago de una multa de dos millones de euros.

“Todo esto es mentira”, se defendió Jorge Messi. FOTO: AP.

Durante los tres años investigados, de acuerdo con lo que publica el diario El País de España, Messi ingresó 10,1 millones de euros en contratos publicitarios con grandes compañías.

Su hermano, también en problemas

El sábado por la noche, en medio de un operativo policial en el sur de Rosario, agentes de la Gendarmería nacional inspeccionaron el Audi A5 de Matías Messi, de 32 años, quien fue detenido por portación de un revólver calibre 22. Horas después recuperó la libertad.

El hermano de Messi pasó dos noches en la comisaría. La maldición familiar continúa.

No parecen ser días felices para Messi. Sin Barcelona, sin las Eliminatorias y con problemas judiciales que afectan a su familia. ¿Se romperá el maleficio?