Menu Big Bang! News
Actualidad Rosario

Mansiones y piletas, las debilidades de la banda narco Los Monos

El temible grupo acordó con la Justicia rosarina un juicio abreviado. Sus integrantes aceptaron ser condenados por asociación ilícita. Una historia de violencia y lujos desmedidos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los Monos, la temible banda narco de Rosario, hizo un pacto con la Justicia rosarina. La madre del fallecido Claudio “Pájaro” Cantero y otros diez procesados firmaron un acuerdo en el que aceptaron su responsabilidad penal y ser condenados por asociación ilícita.

Así empieza a cerrarse uno de los capítulos más sangrientos del historia del tráfico de sustancias ilícitas en Argentina.

historia de una banda

En el 2004 apareció muerto en un descampado Fernando Corso, líder de la banda “Los Garompa”. Lo habían mutilado y la policía logró encontrarlo gracias a un llamado que reveló su posición exacta.

Este crimen fue una pieza clave entre la lucha que mantenía ese grupo con Los Monos. El enfrentamiento entre ambas bandas dejó un saldo de entre 20 y 30 víctimas.

Desde entonces, Los Monos -que debe el nombre al apodo de su antiguo cabecilla, Juan Carlos Fernández, “El Mono grande”- consiguió la supremacía de la ciudad de Rosario.

 Claudio Pájaro Cantero, fallecido líder de la banda de Los Monos.

A partir de ese momento la banda creció económicamente y sus relaciones con el narcotráfico explican muchas de las muertes cometidas en Rosario en los últimos años.

El año pasado, 35 de sus miembros, entre los que se encontraban 13 integrantes de fuerzas de seguridad, fueron procesados por asociación ilícita, cohecho, tenencia de armas de guerra y encubrimiento agravado, entre otros delitos.

Se sospecha que la banda de Los Monos está involucrado en los pases de algunos jugadores de fútbol.
Son la banda más poderosa de Rosario.

El asesinato de Cantero, el 26 de mayo de 2013, aceleró una investigación judicial que mostró los enormes ingresos económicos que generó la banda. Como parte de los allanamientos se secuestraron autos de alta gama y lanchas, que podrían ser utilizadas para trasladar mercadería en el río.

También se allanaron mansiones que pertenecen al grupo en Rosario y en Funes y hasta una de tres hectáreas en Pérez que incluye una caballeriza, siete habitaciones –tres de ellas con jacuzzi privado– y una pileta diseñada con la silueta del ratón Mickey.

Mural en memoria del Pájaro Cantero.
Mansión de Los Monos.

acuerdo judicial

El sitio Perfil.com informó que la madre de Cantero, Celestina Contreras, acordó con otros diez procesados reconocer su responsabilidad penal y ser condenados por asociación ilícita, con penas de tres años.

La medida no involucra al resto de los jefes de la banda: Ramón “Monchi” Machuca y Ariel “Guille” Cantero.

Quienes acompañan en la firma a Celestina Contreras son Mariano Ruiz, Hernán Bustos (escuderos de los jefes), el policía Marcelo “Chavo” Maciel, el ex prefecto Luciano Ramos, Ángel Villa, el presunto sicario Norberto “Chino” González, Miguel Vilches, su hermana Gisela y su madre Susana Alegre, y Juan Ramírez.

Ariel “Guille” Cantero fue capturado en 2014.

Los voceros indicaron que decomisarán los bienes, inmuebles y autos de alta gama que se incautaron en la megacausa que reveló el accionar de la banda narco más poderosa de Rosario.

En tanto, resta resolver la situación de 17 policías que fueron procesados junto a los Cantero pero que no entraron en el juicio abreviado e irán a juicio oral y público. Fuentes judiciales indicaron que, si bien los jueces Edgardo Fertitta, José Mascali y Julio Kesuani no emitieron la sentencia, lo harán en los próximos días.