Menu Big Bang! News
Actualidad proecesado

Manzur trata de despegarse del "Caso Qunita"

El juez Claudio Bonadío lo procesó junto a Aníbal Fernández y Daniel Gollán por presuntos sobreprecios e irregularidades en la compra de kits para recién nacidos. Aseguró que él “sólo firmó la apertura del proceso licitatorio” y que “desconoce qué pasó después”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El gobernador de Tucumán, Juan Manzur, se defendió por procesamiento en relación al Plan Qunita, al asegurar que su su única participación como ministro de Salud de la Nación, durante la gestión de Cristina Fernández, se limitó a firmar la apertura del proceso de llamado a licitación.

“No conozco los detalles del pliego, solo lo firmé”


Menos de un mes después de ese hecho, según recordó Manzur, dejó el cargo en manos de su sucesor, Daniel Gollan, también procesado por el juez Claudio Bonadío. Ambos funcionarios, junto al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, fueron acusados por Bonadío de presunto "direccionamiento" de la licitación e "importantes sobreprecios" en el plan, que preveía la entrega de kits a recién nacidos de madres beneficiarias de la Asignación Universal por Embarazo. 

Denunciaron serias irregularidades y sobreprecios en el kit.

"Firmé un pliego de llamado a licitación el 30 de enero de 2015, tal cual lo expliqué al señor Juez. Un pliego que contaba con todas las normativas legales vigentes. Esa fue toda mi participación en este proceso de licitación", aclaró. "El objetivo que tenía el plan era bueno, un beneficio a niños vulnerables. Por eso es que yo inicié el expediente, estando de acuerdo con la idea".

Sostuvo que "lo que pasó en el proceso posterior no lo puedo decir, porque no lo conozco. No conozco los pliegos, la adjudicación, los sobres, los precios ni los materiales, porque ya había dejado el cargo de ministro".

CFK lanzó el polémico plan. Detrás, Aníbal Fernández, también procesado.

Manzur dijo que "me tomó por sorpresa la decisión del juez, que obviamente respeto, pero no la comparto; por sobre todo por cómo sucedieron los hechos". Descartó “tintes políticos” y aclaró que “tenemos que ser respetuosos de las decisiones de la Justicia, nos gusten o no"