Menu Big Bang! News
Actualidad "Como los chilenos en Malvinas", opinó

Maradona: “Grondona nos entregó en la final de los 90”

El ex diez de la selección Argentina lanzó graves críticas contra la figura del ex presidente de la AFA. “Él me dijo hasta acá llegamos. Estábamos entregados”, lanzó. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El astro del fútbol habló en el programa de Luis Majul y se descargó con todo contra el ex titular de la Asociación del Fútbol Argentino luego de que trascendieran las escuchas telefónicas que  comprometieron a Julio Grondona.

Este domingo se revelaron una serie de escuchas en las que se muestra la relación directa que había entre el titular del fútbol argentino y Alejandro Burzaco, ex CEO de Torneos, acusado en la causa. Evasión de impuestos, incentivación a jugadores de Colón para beneficiar a Independiente y designación irregular de árbitros son otros de los temas que salen a la luz en las escuchas.

En este sentido Maradona dijo que “ya sabía que todo esto ocurría” y aseguró que denunciará a Grondona en la FIFA. "¿Dónde están los hijos de Grondona hoy?”, se preguntó.

El diez recordó que en la final del Mundial de Italia 1990, Grondona le dio a entender que la final ya estaba perdida. “Cuando fuimos a jugar la final, viene Grondona y me dice hasta acá llegamos”, contó. Y agregó: “Entregado las pelotas, yo mañana en esta cancha voy a trabar con la cabeza, ustedes a mí no me va a decir lo que tengo que hacer dentro de la cancha”.

Grondona y Maradona, de la amistad al odio. 

Para Maradona, estas situaciones eran “moneda corriente”. El ex entrenador de la Selección no dudó en afirmar que Grondona no luchó por la designación del árbitro de la final. “Pongo las dos manos en el fuego que él no peleó para no tener al botón de Codesal. Nos entregó como nos entregaron los chilenos en las Malvinas", disparó. 

Maradona también habló sobre por qué eligió ser DT de la Selección en 2010. "Me moría por ser técnico de la Selección. No acepté por plata ni por otra cosa. Me moría por seguir transpirando esa camiseta. Cuando perdíamos 4 a 0 con Alemania, a mí me sangraba el corazón. No me caía plata en el banco. No lo haría jamás", explicó.