Menu Big Bang! News
Actualidad Efecto calor

Más de 250.000 personas sin luz en Buenos Aires y la térmica en 39 grados

Las altas temperaturas no aflojan y el encendido de aires acondicionado dispara el consumo de energía. Al borde del colapso eléctrico, centenares de usuarios sufren cortes y no hay vistas en el corto plazo de que el servicio se restablezca.

 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La ola de calor parece no tener fin y acorde pasan los días se intensifica el uso de aires acondicionados y equipos de refrigeración. Con una térmica de 36,1 a las 16:00 hs, son 261.089 los usuarios afectados por los cortes de energía, según los datos aportados por el Enre.

El mayor porcentaje de afectados por falta de suministro energético son los clientes de Edesur que suman 191.131 usuarios, distribuidos en los barrios de barracas, Monserrat, Quilmes, Flores y Villa Domínico. La cantidad de consumidores sin servicio se incrementó más de un 50%, ya que ayer se registraron 56.907 hogares sin electricidad.

Desde hace días se multiplican las protestas en toda la ciudad.

Por su parte Edenor, registró una baja en cuanto a clientes sin luz. Mientras ayer ese número ascendía a 68.968, hoy se registraron 71.247 clientes sin servicio. Morón, Escobar, Palermo, Martínez, Recoleta, Belgrano, San Isidro y General Las Heras fueron las zonas afectadas.

Según analistas del sector, que operan la cuenta de twitter Consumo Eléctrico, la  capacidad se encuentra al borde del colapso con una demanda para las 16 del 97%, estimada sobre la capacidad instalada total que es de  24.949.

El Servicio Metereológico Nacional emitió, por su parte, un alerta amarilla para las próximas 24 horas, ya que la temperatura máxima tocará los 34 grados. Aunque se espera que una desmejora hacia la torde noche con probabilidad de chaparrones y tormentas aisladas. la sensación térmica continuará siendo elevada.

El calor continuará toda la semana.

 Las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas.