Menu Big Bang! News
Los botones antipánico que se utilizan

Los botones antipánico que se utilizan

Actualidad Violencia de género

Más de 2700 mujeres ya usan botones antipánico

La difusión en los medios sobre los casos de violencia de género colaboran para impulsar a otras mujeres que atraviesan la misma situación. El botón antipánico ya fue entregado a más de 2700 mujeres y el Gobierno de la Ciudad, en áreas donde funciona la Metropolitana, también lo aplica para adultos mayores y protección vecinal.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En las últimas semanas conmovió con su relato la cantante Laura Miller, quién sufre una situación de acoso y violencia de género por parte de su ex pareja. A ella se le sumará una marcha mañana desde el Congreso a las 17 horas con la consigna #NiUnaMenos

Según había revelado Miller, el hombre con el que convivió por más de tres años, la maltrataba psicológicamente y la golpeaba. Luego de denunciarlo, y conseguir la aprobación de un fiscal, se le otorgó el botón antipánico para estar más protegida. El botón es un dispositivo de seguridad que permite a las víctimas contactarse de manera directa con la Policía Metropolitana, por casos de Violencia de Género o adultos mayores en situaciones de riesgo.

La cantante estuvo len el programa Almorzando con Mirtha Legrand y mostró el aparato que según definió “le da tranquilidad para hacer una vida lo más parecida a la que hacía antes de todo lo vivido”. Según especialistas, su testimonio ante las cámaras, como el de otra famosas golpeadas por sus parejas, moviliza a otras mujeres a animarse a denunciar y pedir ayuda. 

Laura Miller mostró su botón antipánico en el programa de Mirtha Legrand

Cada vez son más los casos de denuncias de violencia y crece la entrega de este dispositivo en la Ciudad para frenar los ataques contra las mujeres. BigBang habló con Liliana Rubino, jefa del Área de Víctimas de Violencia de Género y Protección Familiar de la Policía Metropolitana, quién confirmó las cifras que demuestran el creciente fenómeno.

“El programa de entrega de botones se inició el 11 de noviembre de 2011 y ya hay en funcionamiento más de 2700. Gracias al uso de los mismos hay 360 agresores detenidos. El año pasado se registraron 8200 llamados por el botón pero no todos son por casos de agresión o violencia, puede que la usuaria lo active por alguna emergencia sanitaria o por error. Pero en todos los casos recibieron atención y se evitaron daños mayores”, cuenta Rubino y suma que en lo que va del año ya fueron denunciados 3300.

Se detuvieron a más de 300 agresores gracias al botón.

Sobre la trascendencia en los medios de comunicación sobre estos casos, la especialista asegura que tiene un efecto positivo. “Siempre es bueno hablar de estos temas y debería hacerse con profundidad. Cada caso que se conoce motiva a otras a denunciar. Seguramente este año tengamos más denuncias. Hay más mujeres que se animan a denunciar y contar lo que padecen. Tenemos para ello personal capacitado para contenerlas”, sostiene. 

Asimismo, la jefa del área de víctimas explica cómo se obtiene el dispositivo. “Para recibir el botón antipánico se debe tratar de un caso de violencia que haya sido denunciado ante la Justicia. Una vez que se denuncia al agresor, se solicita una valoración de riesgo, a cargo de la oficina de violencia doméstica de la Corte. Los resultados se le notifican al fiscal o Juez y luego se determina si se entrega el botón o no”, afirma.

Vale la pena aclarar que es vital para que sea exitoso el uso del mismo pedir la restricción del agresor al domicilio de la víctima porque por más que se denuncie desde el botón la presencia del agresor, la policía no puede detener a alguien que quizás sólo merodean o se mantiene cerca de la casa a una mujer. “Si no comenten ningún delito y no hay restricción no los podemos detener ni ayudar a esa mujer, porque el hombre seguirá acercándose a ella”, detalla Rubino.

En el barrio de Chacarita funciona la brigada de violencia de género de la Policía Metropolitana. Ayer el jefe de gabinete de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y el senador nacional Diego Santilli, visitaron la unidad. La misma está compuesta por 120 agentes entre hombres y mujeres, que atienden por demanda espontánea, por medio de llamadas o llegada a la comisaría y que fueron especialmente capacitados sobre ciclos de violencia, indicadores de detección y recursos asistenciales de la Ciudad, entre otros ejes que constituyen las estrategias integrales de abordaje.

La brigada de la violencia de género de Chacarita ayer tuvo visitas

Detalles técnicos del dispositivo

Mediante un aparato de apariencia de teléfono celular la víctima puede accionar una alerta que es recibida en la Central de Alarmas por policías capacitados para estas situaciones. De inmediato se envía un móvil policial donde denuncia la emergencia, gracias a que el dispositivo tiene localización por GPS.

Los botones antipánico que se reparten

Si la víctima se encuentra en condiciones de hablar o de entablar un diálogo se le brinda contención emocional hasta el arribo de los efectivos, sino puede hacerlo el aparato graba todo los sonidos que se quieran registrar y ese audio servirá como prueba del hecho en caso de ser utilizado en un ámbito judicial. 

Asimismo, los agentes cuando llegan al lugar para socorrer a la víctima cuentan con las fotografías del agresor que le son brindadas para que sepan a quién tienen que buscar. 

Como Plan Integral de Seguridad, la Ciudad distribuye botones antipánico además de las víctimas de violencia de género, también a personas de la tercera edad, comerciantes, dependencias escolares, encargados de edificios, centros de jubilados, personas en situación de vulnerabilidad y a guardianes de plazas en las comunas donde funciona la Metropolitana, es decir, la 4, 12 y 15. Lo hace a través del Ministerio de Justicia y Seguridad y con el objetivo de prevenir delitos. 

Sobre esto, Genoveva Ferrero, directora general de Suministros a la Policía Metropolitana y candidata a legisladora porteña por el PRO, contó a Bigbang que la entrega de los botones en casos de violencia doméstica en adultos mayores también es fundamental. “Tenemos caso de ancianos que son maltratados o golpeados por sus familiares o por personas que se quieren aprovechar de ellos y con el botón se siente más seguros. Incluso tenemos casos de ancianos que escucharon a su vecino con alguna emergencia y accionaron el llamado y ayudaron de manera inmediata. Es ahí donde esos botones que repartimos multiplican su función, porque no se acota la aguda, el que lo tenga lo usa por su bien y por el entorno”, afirmó. 

Con el fin de multiplicar la ayuda la Ciudad entregó 70 botones antipánico a los encargados de edificios de la Comuna 15, en el marco del acuerdo firmado entre el GCBA y el SUTERH. Ya son más de 6 mil botones antipánico se distribuyeron en la capital porteña para todo tipo de casos, incluídos los antes mencionados de violencia de género. Asimismo, hubo un total de 10.200 intervenciones del S.O.S y 320 personas detenidas.

De igual forma, durante el 2014 la línea gratuita de atención telefónica a victimas de violencia de género 0800-666-8537 recibió en ese periodo 10 mil llamadas, y mil de ellas fueron por noviazgos violentos. Ese canal de contención funciona las 24 horas todos los días del año y brinda asistencia especializada, orientación y derivación tanto a las mujeres víctimas de violencia de género, como a los niños y niñas víctimas de maltrato y abuso infantil.

Los encargados de edificios fueron por sus dispositivos

“Es una herramienta más que ponemos a disposición de los vecinos, para darles seguridad y contención. Quienes lo tienen se sienten más protegidos y valoran mucho el trabajo que llevamos adelante con la entrega de estos botones”, afirmó Ferrero que remarca que el objetivo de esta iniciativa es “ayudar a ayudar”.

“La idea es que se arme una red de ayudar a ayudar. El encargado de edificio puede denunciar delitos que ve en la cuadra y colaborar con la comunidad. Es fundamental que cada uno de nosotros pueda hacer algo para prevenir un delito y colaborar con la fuerzas policiales”, explicó.