Menu Big Bang! News
Actualidad

Muerto y con un trapo en la boca, así encontraron al cardiologo marplatense

Estaba desaparecido desde el jueves y apareció en un camino cercano a la ciudad de Batán. Tenía 72 años y habría sido víctima de un secuestro.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un cardiólogo marplatense que era buscado desde el jueves fue hallado muerto, con signos de haber sido asesinado y con un trapo en la boca, en un camino cercano a la ciudad de Batán, confirmaron hoy fuentes de la investigación.

Tras el hallazgo del cadáver del Roberto Tortorella, de 72 años, la justicia inició una investigación para determinar la causa de la muerte y si además fue víctima de un aparente secuestro.

El cuerpo de Tortorella fue hallado semicubierto por tierra, ramas y una manta en el camino de Los Ortiz, que une a la ciudad de Batán por la ruta 88 con la localidad de Sierra de los Padres en la ruta 226. 

Roberto Tortorella tenía 72 años y era reconocido en la zona.

El vehículo de Tortorella con el que salió de su casa el jueves no pudo ser encontrado, añadieron fuentes policiales y judiciales.

El cadáver semienterrado fue encontrado ayer en forma casual por una mujer que circulaba por el camino Los Ortiz y observó partes del cuerpo a un costado de esa vía terrestre, tras lo cual dio aviso a la policía.

Tortorella había dejado su casa el jueves, cuando salió con su camioneta Chery Tiggo, color roja, y su familia no volvió a saber nada de él.

Las fuentes recordaron que un hijo del cardiólogo, de 40 años, radicó el viernes la denuncia en la comisaría octava de la localidad de Batán, ya que el médico vive en un paraje de esa zona.

El cuerpo presentaba golpes. Ahora se esperan los resultados de la autopsia.

El cardiólogo era reconocido en la zona porque había trabajado en el Instituto Nacional de Rehabilitación Psicomotriz (Inareps) de Mar del Plata y aunque estaba jubilado dictaba cursos sobre su profesión.

De acuerdo a las primeras pericias, las fuentes de la investigación dijeron que el cuerpo presentaba "golpes" en la cabeza y una lesión en el cuello.

En ese marco, estimaban que podría haber fallecido a raíz de una asfixia forzada dado que además al ser hallado el cadáver tenía "un trapo en la boca".

Los informantes señalaron a la agencia Télam que el cuerpo fue trasladado a la morgue por orden de la justicia para que esta tarde se le realice la autopsia que determinará fehacientemente las causas del deceso.

En la investigación que comanda el fiscal Leandro Arévalo, trabajaban personal de la comisaría octava, el jefe departamental Fabio Astor y el de la DDI José Segovia.